La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Aragón defiende el papel "fundamental" de los agricultores y ganaderos como "principales gestores del territorio y como primera fuerza de choque para combatir los incendios" y por ello, reclama a la Administración aragonesa medidas de apoyo para paliar las graves pérdidas ocasionadas por el fuego.

"Estamos en una época en la que se incrementan los incendios forestales y este año además el aumento de la vegetación como consecuencia de las lluvias caídas durante la primavera y las altas temperaturas de las últimas semanas, aumentan aún más el riesgo en determinadas zonas de España, ha recordado UPA Aragón.

Desde este sindicato agrario recuerdan que siempre han defendido que "lo más efectivo para evitar los incendios forestales es realizar labores de prevención". Por ello la organización reclama se valore el papel de los agricultores y ganaderos en la gestión del territorio, como medida para prevenir los incendios forestales.

A este respecto, UPA considera que mientras la Administración no tenga claro que los incendios se "apagan" en los meses de invierno, "seguiremos sufriendo en verano los efectos devastadores del fuego en el medio rural".

Tras precisar que los incendios afectan tanto a tierras labradas como a zonas de pasto, inciden en que es el sector de la ganadería extensiva el más perjudicado por los incendios forestales. Por ello, UPA demanda una política medioambiental y agraria coordinada, que "apoye mucho más decididamente de lo que se hace ahora a la ganadería extensiva".

El pastoreo racional en nuestros montes es la mejor "vacuna" contra esta terrible "enfermedad" que son los incendios forestales, recalcan.

UPA Aragón considera que es preciso concienciar a la sociedad de las enormes pérdidas que se producen tras un incendio forestal, ya que el fuego no sólo provoca daños económicos importantísimos, sino que también causa daños ecológicos, culturales y sociales en muchos casos irreparables.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.