El presidente de la Asociación de Promotores y Productores de Energías Renovables de Andalucía (Aprean), Mariano Barroso, consideró "bastante fuerte" la reducción de las primas para las nuevas instalaciones fotovoltaicas anunciada por el Ministerio de Industria, tras lo que pidió que exista "claridad y transparencia" en la normativa en ese sentido.

En declaraciones a Europa Press, Barroso consideró algo "muy bueno" la parte de la normativa por la que "se atajarán los casos de fraude en las primas", aunque aseguró que al sector "no le gusta esa bajada tan fuerte de las primas".

No obstante, aplaudieron el hecho de que "al menos nos digan el nuevo escenario que existe", de forma que "con esa bajada de las primas, cada empresario juzgará si entra o no en esas condiciones establecidas".

"Lo importante es que existan reglas del juego y claridad en las mismas", agregó Barroso, quien, no obstante, consideró "un poco fuerte la bajada, y ya veremos como lo aceptará el sector y el mercado".

Para este dirigente empresarial, la marcha atrás en los proyectos la genera "la inestabilidad, la indefinición e indecisión, no unas nuevas reglas del juego, donde algunos proyectos se pueden adaptar y otros no".

"Si el mercado y el sector no se puede adaptar, habrá que modificar las cuantías de las primas, eso se vera con la aplicación de la normativa, y es posible que haya sorpresas y que muchos proyectos se adapten y sigan adelante", agregó Barroso, quien, no obstante, recordó que "por el momento no hay nada escrito ni publicado en los boletines oficiales".

Por ello, tras pedir que las cosas "se escriban y se cumplan", insistió en que se trata de una bajada de primas "muy fuerte" y animar a "esperar a ver cómo responde el mercado", aseguró que la posición de la Junta es similar a la del sector "y tiene voz pero no voto".

De esta forma se pronunció la asociación después de que el departamento de Miguel Sebastián remitiera a la Comisión Nacional de Energía (CNE), para su informe, un proyecto de real decreto que establece el nuevo sistema de primas para la energía fotovoltaica, una norma que se suma al Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros para perseguir el fraude fotovoltaico en la adscripción a las primas del Real Decreto 661/2007.

En concreto, este nuevo real decreto propone una disminución de la tarifa regulada a las instalaciones fotovoltaicas futuras del 45 por ciento para las plantas de suelo, del 25 por ciento para las de techo de mayor dimensión y del cinco por ciento para pequeñas instalaciones de techo.

A pesar de ello, las mismas fuentes consideraron que no se trata de una normativa "definitiva", teniendo en cuenta que es una propuesta que se remite a la CNE para su valoración, y apuntaron que el sector recabará ahora información para conocer si va por vía de urgencia o por el trámite ordinario.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.