Agresión en Caldes d'Estrac (Barcelona).
El regidor de Servicios Públicos, Vía Pública y Medio ambiente de Caldes d'Estrac (Barcelona), Marcos Blázquez. ARCHIVO

Un concejal del municipio de Caldes d'Estrac (Barcelona) ha sido agredido el domingo por tres miembros de una familia de esta localidad que lo venían amenazando desde hace tiempo y ha tenido que ser atendido en el hospital de múltiples contusiones.

Blázquez fue abordado por el padre de familia, quien le propinó un primer golpe en la cabezaLa agresión se produjo cuando el regidor de Servicios Públicos, Vía Pública y Medio ambiente, Marcos Blázquez (CIU), de 67 años, se dirigía a comprar el diario, como hace habitualmente cada domingo. Cuando se encontraba en una calle del centro del pueblo, Blázquez fue abordado por el padre de familia, quien le propinó un primer golpe en la cabeza, y continuó agrediendo al regidor, que intentó defenderse sin éxito. Seguidamente, aparecieron la mujer y el hijo del agresor, que también insultaron y golpearon el regidor.

Blázquez,  que ha asegurado que se siente "triste" y "avergonzado", ha interpuesto una denuncia ante los Mossos d'Esquadra y ha sido atendido en el Hospital de Mataró de las múltiples contusiones que recibió en la cabeza, cara, estómago, espalda y rodillas. Según el comunicado del Ayuntamiento, el principal agresor es un antiguo trabajador del consistorio a quien no se le renovó el contrato hace dos años y que, desde entonces, ha amenazado en multitud de ocasiones el regidor.

Recibió múltiples contusiones en la cabeza, cara, estómago, espalda y rodillas.El alcalde de la localidad, Joaquim Arnó ha explicado que el regidor "continúa convaleciente en su casa después de que se haya descartado cualquier lesión interna" y que la agresión "podría haber tenido consecuencias mucho más graves" de no ser por la intervención de algunas personas que presenciaron el hecho y que por este motivo es necesaria una "reacción contundente" de la administración.

El ayuntamiento ha convocado para este lunes a las 20.00 horas un pleno para condenar la agresión y apoyar al edil. Media hora antes, se ha convocado una concentración ciudadana a la Plaça de la Vila en protesta por estos hechos.

Arnó ha dicho que "hechos como éste son intolerables y del todo lamentables", por lo que ha hecho un llamamiento "a toda la ciudadanía para hacer pública su total repulsa a este hecho violento". Asimismo ha asegurado que el Ayuntamiento llegará "hasta donde haga falta" con tal de hacer justicia y comparecerá en el juzgado para ejercer la acusación.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.