Cinco funcionarios de las oficinas del servicio territorial de Vivienda en Tarragona han sido expedientados por presuntas irregularidades en la certificación y expedición de cédulas de habitabilidad, según han confirmado este lunes Europa Press fuentes de la Generalitat.

La Conselleria de Medio Ambiente y Vivienda ha puesto el caso en manos de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya para que investigue si se derivan responsabilidades penales.

Según ha avanzado el diario 'Més Tarragona', la investigación interna ha revelado indicios de que los funcionarios concedían las citadas cédulas a cambio de dinero y sin la inspección correspondiente, tal y como exige la legislación vigente, ha explicado la Generalitat.

Además, en algunos casos firmaban como técnicos privados en expedientes que ellos mismos revisaban como funcionarios públicos.

Tras revisar miles de solicitudes, la Conselleria estima que hay más de 350 cédulas de habitabilidad concedidas sin control. La trama fue diseñada presuntamente por un arquitecto y un técnico de los servicios territoriales de Tarragona, y otros funcionarios han supervisado solicitudes que firmaban como técnicos y arquitectos privados.

Tres de los expedientes disciplinarios ya se han resuelto con la pérdida de dos grados de nivel profesional. En los otros dos casos, uno está en suspense por baja médica, y otro se ha cerrado por jubilación.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.