La Coordinadora Anticementerio Nuclear de Cataluña (Canc) ha afirmado que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero está retrasando la decisión final sobre la ubicación definitiva del almacén temporal centralizado (ATC) de residuos nucleares, prevista para este verano, para finalmente imponer su construcción en Cataluña después de que se celebren las elecciones autonómicas.

El portavoz de la Canc, Sergi Saladié, ha especificado que el retraso en el proceso, que se inició a finales de 2009, supone un "incumplimiento" de las promesas y evidencia la "falta absoluta de seriedad y de rigor" de un proceso que representa un "engaño y una cortina de humo".

Según la Canc, el Gobierno espera el momento más "propicio" para anunciar que el silo nuclear se construirá en Ascó (Tarragona), uno de los ocho candidatos finales, y ha vaticinado que dicho momento será después de las elecciones autonómicas previstas en otoño, cuando exista un nuevo Gobierno autonómico.

El nuevo Gobierno "podrá ser tentado o sobornado" por el Gobierno, "para aceptar el cementerio a cambio de prebendas", lo que incumpliría el mandato de 144 ayuntamientos catalanes, 12 consejos comarcales, dos diputaciones y el mismo Parlamento catalán, que han expresado su rechazo explícito a que Cataluña acoja esta infraestructura.

Sin embargo, la proximidad de tres reactores nucleares —Vandellòs II, Ascó I y Ascó II—, así como la existencia de una línea férrea y la experiencia de la región en la energía nuclear, hacen de la candidatura de Ascó uno de los candidatos objetivamente mejor situados.

La Canc ha llamado a la sociedad catalana a estar "atentos e impedir" lo que consideran una nueva "agresión e imposición", equiparable a la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut. Por ello, piden situar el ATC en el centro de la campaña electoral.

En esta línea, ERC e ICV-EUiA se han comprometido a reivindicar la decisión del Parlamento autonómico durante la contienda electoral, mientras que CiU y PSC —cuyos ediles en Ascó votaron a favor de la candidatura del municipio— se muestran "indecisos", según la Canc.

Los antinucleares han recordado asimismo las palabras del presidente de Enresa —la entidad pública de gestión de residuos nucleares en España—, José Alejandro Pina, quien en mayo dijo en una jornada celebrada en Barcelona: "La candidatura de Ascó está muy avanzada y preparada, y lo que le deseo, y espero que sea así, es que tenga éxito, porque no habría para mí como presidente y para mi empresa mayor alegría que venir a trabajar a Cataluña, donde son sentimos a gusto".

Consulta aquí más noticias de Toledo.