El Ayuntamiento de Alanís (Sevilla) ha solicitado a la Dirección General de Tráfico un endurecimiento de las medidas de control para evitar que lo que, por otra parte, considera una "minoría" de motociclistas siga convirtiendo las carreteras en "circuitos ilegales de velocidad", en un debate abierto después del último accidente de tráfico registrado en la zona el pasado fin de semana, y que se saldó con un fallecido al salir de la calzada y chocar una motocicleta.

El alcalde de Alanís, Cecilio Fuentes (PA), explicó a Europa Press que, a su juicio, hay que "plantear el tema en serio", toda vez que se trata de "un problema grave" que no sólo afecta a la persona que tiene el accidente, sino que también puede hacerlo con "otros muchos que van tranquilamente por la carretera cumpliendo las normas de seguridad".

"Son ya bastantes las muertes en la carretera de la comarca", lamentó Fuentes, que instó a las autoridades competentes a poner "los medios que se crean oportunos", tales como el aumento de las patrullas de control los fines de semana o radares de velocidad.

El regidor alanicense explicó, en este sentido, que a este municipio de la Sierra Norte "le viene muy bien que haya moteros por la comarca" en tanto supone una cuota de ingresos turísticos. No obstante, y aunque la gran mayoría usa estas vías para "pasar unos días buenos en la sierra", hay una minoría que "comete animaladas".

"Incumplen las normas de tráfico, van excesivamente rápidos y convierten las carreteras en circuitos improvisados", señaló Fuentes, que expuso que las carreteras de Alanís tienen muchas curvas y unos arcenes limitados, por lo que "cualquier fallo o imprudencia te puede costar la vida".

Añadió que "a los que normalmente transitamos por esas carreteras a veces nos adelantan algunas motos a velocidades tremendas". Por ello, abogó por actuar para "evitar que más personas se dejen la vida" y apostilló que las administraciones tendrían que velar por que este problema "vaya disminuyendo".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.