La nueva depuradora de Vigo se licitará el próximo septiembre, una vez que las tres administraciones implicadas. Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Xunta de Galicia y Ayuntamiento han firmado este lunes el convenio para la construcción de esta infraestructura hidráulica, la cual estará en obras en 2012 y, una vez concluida, será gestionada por el propio Ayuntamiento.

El protocolo fue firmado este lunes en el consistorio vigués en un acto en el que participó la ministra Elena Espinosa, el conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández. Según se recoge en el convenio, el Gobierno central -a través de Acuanorte— aporta 112 millones de euros de unos 230 millones que cuesta la infraestructura. Por su parte, la Xunta aporta 104 millones de euros -que, con el pago aplazado serán 120 millones—.

Por su parte, el Ayuntamiento debe poner a disposición los terrenos necesarios, hacer una retención de crédito de 10 millones de euros para las expropiaciones —que, según Caballero, asumirá la concesionaria Aqualia—, y pagará el IVA, unos 37 millones de euros, aunque lo hará a través de una figura jurídico-mercantil, todavía sin definir, para poder luego deducirlo.

En cuanto a los plazos, el presidente de Acuanorte, Jorge Marquínez, ha explicado que una vez se realice la convocatoria del próximo septiembre, habrá unos cuatro meses para la presentación de las distintas ofertas y que llevará entre dos o tres meses adicionales su estudio, con vistas a la adjudicación, con lo que se estaría en los primeros meses de 2011.

Sobre la adjudicación de proyecto y obra, ha destacado que depende de la redacción y tramitación, si bien ha estimado que ésta última será "rápida". Al respecto de la ejecución, recordó que se cuenta con un anteproyecto "muy definido" aunque la empresa podría "sorprender" con alguna "variante atractiva" o mejoras. En todo caso, explicó que, desde que comienza la construcción hasta que concluyan las obras pasarán 4 años. Así, podría estar lista en 2016.

Marquínez aseguró que en 2012 ya se estará en obras y que probablemente existan dos licitaciones, la depuradora, inicialmente, y más tarde, el emisario. En cuanto a las obras, ha explicado que el proceso se superpondrá el funcionamiento de la nueva estructura y la actual, puesto que no dejará de haber actividad de tratamiento de las aguas viguesas. En ese sentido, ha incidido en que lo que sí podría ocurrir será la sustitución algunos tratamientos por otros y también ha destacado que Acuanorte tratará de acelerar al todo lo posible las obras, pero actuando "sin atropellarse" para que no exista ningún "error".

En cuanto a los terrenos, la estructura ocupará 12 hectáreas, las 6 que tiene la actual depuradora de Coruxo y otras 6 a mayores que habrá que expropiar. De estos nuevos terrenos, ha precisado que 1,5 hectáreas se dedicarán a la restauración de la marisma, otra parte será para un cinturón ambiental que rodeará la estructura y, finalmente, el resto será para las propias instalaciones.

"reto técnico"

Durante el acto de firma del convenio, Espinosa incidió en que, pese a que esta obra no cuenta con declaración de interés general del Estado, el Gobierno central se ha implicado en ella y que, con los 112 millones para la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Vigo, las inversiones del ministerio en saneamiento en Galicia se elevan a 816 millones de euros.

Sobre las nueva infraestructura de Vigo destacó no sólo el compromiso en lo que supone la cuantía económica, sino también en el "reto técnico" que supone la construcción de una planta que tendrá una capacidad adecuada a las necesidades de una población de unos 800.000 habitantes -según previsiones para el año 2042—, que será parcialmente soterrada y cuyas obras se realizarán sin interrumpir el funcionamiento de la actual. Además, contará con un nuevo emisario será submarino.

Espinosa reconoció que "no fue fácil llegar" al acuerdo que se ha rubricado este lunes, si bien abogó por "olvidar un poco la historia" y mirar hacia delante. Así, ha considerado el convenio como "un punto de arranque" para las obras con una participación activa de las administraciones en una comisión de seguimiento y un comité de dirección de las obras, y finalmente, ha abogado por "aunar esfuerzos" para afrontar un problema que es de Vigo, pero también Galicia y España.

La obra más costosa del ministerio

Posteriormente, en rueda de prensa, la ministra ha destacado que esta obra es, a día de hoy, la más costosa que ejecuta el Ministerio de Medio Ambiente y ha manifestado su confianza en que a la licitación se presentarán los "grandes grupos constructores" y de alta tecnología.

Por su parte, Agustín Hernández, ha manifestado su compromiso recordando que ésta será la mayor inversión hidráulica de la Xunta y destacó que ahora se abre un "largo camino" para el que pidió "comprensión" a la ciudad y los vecinos. También ha indicado que serán unas instalaciones de "referencia" en toda España e insistió en que ahora sólo queda trabajar "con espíritu de consenso".

El alcalde de Vigo ha calificado el día de hoy como "muy importante" y, tras destacar que se ha conseguido superar "momentos difíciles y complicados" y explicó que la nueva infraestructura es una oportunidad "de resolver problemas", especialmente a los vecinos de la zona que sufren las deficiencias de la actual depuradora. También ha aludido a que "hoy se deja atrás" la amenaza de sanción de la UE sobre la calidad de agua para la cría de moluscos.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.