Durante el 26 de julio y el 2 de agosto, Fuerzas del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de esta décima zona, han realizado un total de 612 pruebas, en las que se procedió a la detención de 8 personas por conducir y dar positivo en las tasas de alcohol por litro de aire espirado y de doce personas por Infracción administrativa en esa misma materia.

De todas las pruebas realizadas, han resultado negativas un total de 592 del total. De éstas, 481 se realizaron en fin de semana, 34 durante la semana, 39 en infracciones cometidas, 26 a implicados en accidentes y 32 a conductores de transportes colectivos.

De las detenciones efectuadas se ha destacado la de una mujer de 46 años, natural y vecina de Logroño, cuando circulaba en su vehículo por la LR-554. Así, los agentes al observar que la persona identificada presentaba fuertes síntomas de hallarse bajo influencia de alcohol, solicitaron la presencia del Equipo de Atestados, para realizar las correspondientes pruebas de verificación de alcoholemia.

Tras la realización de la prueba de alcoholemia, esta arrojó una tasa de 1,15 mgr/l., más de cuatro veces superior a lo permitido, por lo que se procedió a su detención.

Igualmente durante la semana se ha procedido a la detención de cuatro personas tras sufrir sendos accidentes de circulación. Los conductores de estos vehículos al ser sometidos a las pruebas de alcoholemia arrojaron tasas de 0,55; 0,59; 0,67 y 0,97.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.