El presidente de la Diputación de Valladolid, Ramiro Ruiz Medrano, ha asegurado este lunes que cree "muy complicada" la entrada de la Institución en el proyecto del macropolígono 'Canal de Castilla', ubicado entre Cabezón de Pisuerga, Cigales y Corcos, debido a que se les pide un precio por hectárea "inviable".

En declaraciones recogidas por Europa Press tras la visita realizada por el dirigente provincial al Sendero Verde del Valle de Esgueva, Ruiz Medrano ha recordado que la disposición de la Institución ha sido en todo momento la de "echar una mano" si pudiera ser posible.

Sin embargo, ha explicado que las negociaciones mantenidas por el momento con la Junta de Castilla y León y los propietarios están "muy complicadas" ya que asegura que el precio de la hectárea, si la Diputación quisiera asumir el pago de alguna de las parcelas, sería de 180.000 euros.

"Con ese precio se hace inviable la compra, porque traicionaríamos el interés particular de los ciudadanos de la provincia", ha aseverado el presidente de la Diputación, quien ha reiterado que "hoy por hoy" la Institución no puede asumir ese coste.

El presidente ha incidido también que el problema no compete a la Diputación, sino que es "exclusivamente" de la Junta de Castilla y León con las empresas que gestionan el proyecto y los agricultores propietarios de suelo.

Ruiz Medrano también se refirió a las pintadas encontradas en su localidad natal, Renedo de Esgueva, en las que se critica su papel en este gestión. No obstante, el dirigente popular, que animó al desconocido autor a "vencer la cobardía", ha aseverado que no le "importa" este hecho ya que hace diez años se ilustraron las paredes del pueblo con frases en nombre de ETA que amenazaban a su persona y que, finlamente, se demostró que eran falsas.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.