Cuatro de cada diez empresarios de Baleares (43,4 por ciento) considera que su cifra de negocio disminuirá durante el tercer trimestre de 2010, en relación al segundo, frente al 46,2 por ciento que cree que se mantendrá estable y el 10,5 por ciento que augura que aumentará.

Mientras, más de la mitad de los empresarios de las islas (55,6 por ciento) señala que su cifra de negocio disminuyó en el segundo trimestre, en relación al primero, frente al 29,1 por ciento que indica que ha sido similar y al 15,3 por ciento que asegura haberla mejorado.

Así lo revela el Indicador de Confianza Empresarial realizado por la Cámara de Comercio, que tras analizar 201 empresas de las islas, refleja que dos de cada diez empresarios de Baleares (22,2 por ciento) prevé disminuir el número de trabajadores durante el tercer trimestre de 2010, respecto al segundo, mientras que siete de cada diez (74 por ciento) considera que mantendrá los actuales empleos y sólo el 3,8 por ciento vaticina que incrementará el número de puestos de trabajo.

Por su parte, seis de cada diez (59,6 por ciento) considera que también mantendrá su inversión, mientras que tres de cada diez (33,7 por ciento) vaticina que la reducirá y, únicamente, el 6,7 por ciento cree que la aumentará en el tercer trimestre, en relación con el periodo comprendido entre abril y junio.

Respecto a los factores que consideran que limitan el nivel de actividad o la marcha del negocio, ocho de cada diez empresarios (80,7 por ciento) lo achacan a la debilidad de la demanda, debido a la ralentización que se está produciendo en el consumo de los hogares y cuatro de cada diez (39,7 por ciento) a las dificultades de financiación o tesorería, de forma que consideran que todavía no se ha resuelto los problemas para conseguir financiación.

Por su parte, tres de cada diez (33,7 por ciento) consideran que lo que limita el nivel de actividad es el aumento de la competencia; dos de cada diez (24,6 por ciento) los trámites administrativos soportados (número, tiempo y/o coste); el 6,7 por ciento a la insuficiencia de capacidad instalada y el 3,5 por ciento a la escasez de mano de obra especializada. (

Habrá ampliación)