La alcaldesa de Jaén, Carmen Peñalver (PSOE), ha afirmado que hay "muchas cuestiones que reflexionar" después de la tensión vivida en el último pleno ordinario del Ayuntamiento en el que PP e IU —su socio de gobierno— rechazaron un convenio urbanístico que, según los socialistas, ayudaría Real Jaén Club de Fútbol. En cualquier caso, ha considerado que "no son momentos de cuitas internas", al tiempo que ha solicitado lealtad de todos los partidos para con la ciudad.

A preguntas de los periodistas, Peñalver ha resaltado que su principal preocupación es que Jaén salga adelante en unas circunstancias que son complicadas por la coyuntura económica internacional así como por la crisis local y la falta de recursos. "Los gobernantes tienen que ser conscientes de los momentos concretos que vive la ciudadanía. No es lo mismo estar en un momento de bonanza económica y vacas gordas que de dificultades con muchas personas que lo están pasando mal", ha asegurado.

En este sentido, invitó "a todos los miembros del equipo de gobierno, y muy especialmente de IU, a que sea leal con la ciudad". Asimismo, se refirió al grupo popular, al que ha pedido que realice su legítima labor de oposición sin poner por encima el interés partidista y "sin frotarse las manos cada vez que a la ciudad le va mal y tiene un problema". "Pido, por tanto, reflexión y responsabilidad a todos", ha insistido.

De cualquier modo y preguntada por la posibilidad de que el rechazo de IU al citado convenio pueda propiciar un gobierno en minoría del PSOE, la alcaldesa ha señalado que "hay todavía cuestiones que pensar, mucho camino que andar", si bien ha hecho hincapié en que "no son momentos de cuitas internas, de partidos, de quién puede más o menos", de manera que toda reflexión estará presidida por la idea de lo mejor para Jaén, según ha manifestado.

El pleno ordinario del Ayuntamiento de Jaén vivió el pasado viernes momentos de tensión y de polémica entre partidarios y detractores de un acuerdo urbanístico que incluía aprovechamientos urbanísticos por valor de seis millones de euros que, según el grupo municipal socialista, ayudaría al Real Jaén, ya que el propietario se ha comprometido a aportar una cantidad que serviría para salvar al equipo. Al no salir adelante, se produjo una trifulca entre las personas que estaban a favor del convenio y los contrarios.

Por su parte, el Real Jaén continuará una temporada más en la Segunda División B del fútbol nacional al conseguir salvarse gracias a sus aficionados y abonados, al Ayuntamiento de Jaén y la Diputación y la "especial sensibilidad de los jugadores", tanto actuales como los que ya no están en el equipo, según recoge el club en su página web, donde también solicita el apoyo de sus seguidores ante los compromisos económicos adquiridos.

Consulta aquí más noticias de Jaén.