Extremadura es la comunidad en las que más crece el número de mujeres autónomas, con un 9,3%, según datos de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

En el conjunto de España, el número de mujeres autónomas se incrementó un 0,6% en los últimos cinco años, frente al descenso experimentado por los hombres, que pone de manifiesto las dificultades que aún encuentran las féminas para acceder al mercado laboral.

Así, pese a que seis de las diecisiete comunidades perdieron empleo autónomo femenino en los últimos cinco años —Galicia (-6,9%), Asturias (-3,4%), Navarra (-3%), Cataluña (-1,6%), Comunidad Valenciana (-1,4%) y La Rioja (-0,4%)—, se registraron incrementos del 12,5% en Melilla, del 9,3% en Extremadura, del 8,1% en Ceuta, del 6,8% en Castilla-La Mancha y del 5% en Andalucía.

El empleo autónomo femenino logró cerrar el primer semestre del año con un incremento en el número de emprendedoras del 0,3%, mientras que en el caso de los hombres no se logró frenar la 'sangría' del trabajo por cuenta propia y el número de varones descendió un 0,7%.

En este punto, ATA destaca que sólo Baleares y la ciudad autónoma de Melilla registraron un crecimiento en el número de autónomos varones hasta junio, con porcentajes del 4,7% y del 1,1%, respectivamente.

Además, cabe destacar notables diferencias por sexo si se analiza el sector de actividad. Concretamente, mientras que la construcción empleaba al 18% de los autónomos españoles en junio de 2010, sólo el 1,6% eran mujeres.

Por otro lado, el informe detalla que el perfil de la mujer autónoma en España es el de una emprendedora, de entre 40 y 50 años (44,6% del total), que vive en Cataluña (17,4%), Andalucía (14,8%), Madrid (10,8%) o en la Comunidad Valenciana (10,6%), y que ejerce su actividad dentro del sector del comercio (32,1%).

Consulta aquí más noticias de Badajoz.