Calor sofocante
Una mujer se protege del sofocante calor en una imagen de archivo. EP / REUTERS

El mes de agosto ha arrancado con un total de 14 provincias del centro y sur de la Península en alerta amarilla por la posibilidad de alcanzar temperaturas que oscilarán entre los 36 y los 39 grados, mientras que otras diez provincias del nordeste peninsular mantienen activada la misma alarma pero por lluvias y tormentas, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Semana inestable en el norte peninsular con precipitaciones débilesDurante la semana, se mantendrán los cielos despejados o casi despejados en la zona central de la península con ligero descenso de las temperaturas que durará hasta el miércoles con una nueva subida en el mercurio.

Tiempo estable hasta el viernes cuando se prevé intervalos nubosos por el sistema central, con posibilidad de algún chubasco o tormenta.

En el sur y en el valle del Guadalquivir se mantendrán las temperaturas cercanas a los 39 grados durante toda la semana. Sin cambios apreciables.

En el este de Cataluña habrá chubascos débiles o moderados durante el martes. El resto de semana se espera en el noroeste peninsular, tiempo estable con algunas nubes durante las primeras horas de la mañana.

Las temperaturas se mantendrán estables hasta el lunes, cuando descenderán en el interior peninsularEn el Cantábrico, alto Ebro, Navarra, Galicia y Pirineo occidental, nuboso o muy nuboso, con precipitaciones débiles durante la primera semana de agosto. El miércoles se esperan precipitaciones al inicio y al final del día, con claros en las horas centrales del día.

El viernes se despejará parcialmente el cielo y se esperan precipitaciones débiles, principalmente en Galicia.

En la comunidad valenciana, Baleares y Murcia, intervalos nubosos con posibilidad de alguna precipitación débil durante el miércoles y el resto de semana, cielos despejados sin previsión de chubascos.

Las temperaturas, tras un descenso mínimo de un par de grados durante la jornada del martes, se mantendrá estable en la zona sur de la Península, llegando a los 40 grados en Sevilla. En la zona noroccidental, las temperaturas tendrán un ascenso ligero a moderado.

Fin de semana con cielos despejados

Durante el primer fin de semana del mes de agosto se esperan cielos despejados o casi despejados, excepto en Pirineos y en el este de Cataluña, donde es posible que se de algún chubasco débil, y al norte de Galicia, donde puede haber intervalos nubosos durante las primeras horas del día.

Las temperaturas tendrán un ascenso de ligero a moderado en la Península y Baleares.

Cierta inestabilidad

Al comienzo de la semana que viene, se espera un aumento de la inestabilidad en el interior de la península, donde se prevé chubascos, especialmente en la zona del sistema Central.

También es probable cierta inestabilidad con cielos nubosos en la zona del cantábrico y del pirineo occidental. Ligero descenso de las temperaturas en el interior peninsular.