El número de mujeres autónomas en Castilla-La Mancha se incrementó un 6,8 por ciento en los últimos cinco años, mientras que a nivel nacional el aumento fue de un 0,6 por ciento frente al descenso experimentado por los hombres, según datos de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

Así, pese a que seis de las diecisiete comunidades perdieron empleo autónomo femenino en los últimos cinco años —Galicia (-6,9%), Asturias (-3,4%), Navarra (-3%), Cataluña (-1,6%), Comunidad Valenciana (-1,4%) y La Rioja (-0,4%)—, se registraron incrementos del 12,5% en Melilla, del 8,1% en Ceuta, del 9,3% en Extremadura, del 6,8% en Castilla-La Mancha y del 5% en Andalucía.

El empleo autónomo femenino logró cerrar el primer semestre del año con un incremento en el número de emprendedoras del 0,3%, mientras que en el caso de los hombres no se logró frenar la 'sangría' del trabajo por cuenta propia y el número de varones descendió un 0,7%.

En este punto, ATA destaca que sólo Baleares y la ciudad autónoma de Melilla registraron un crecimiento en el número de autónomos varones hasta junio, con porcentajes del 4,7% y del 1,1%, respectivamente.

Además, cabe destacar notables diferencias por sexo si se analiza el sector de actividad. Concretamente, mientras que la construcción empleaba al 18% de los autónomos españoles en junio de 2010, sólo el 1,6% eran mujeres.

Por otro lado, el informe detalla que el perfil de la mujer autónoma en España es el de una emprendedora, de entre 40 y 50 años (44,6% del total), que vive en Cataluña (17,4%), Andalucía (14,8%), Madrid (10,8%) o en la Comunidad Valenciana (10,6%), y que ejerce su actividad dentro del sector del comercio (32,1%).

Consulta aquí más noticias de Toledo.