Treinta y dos palestinos resultaron heridos en una explosión registrada esta madrugada en la casa de un líder de Hamás en el centro de la franja de Gaza, y cuyas causas están por aclarar, informaron fuentes médicas y testigos en la zona.

La explosión tuvo lugar en el campo de refugiados de Deir El Balah, en la residencia del líder islamista Alaa Danaf, que pertenece a las Brigadas de Azedín Al Kasam (brazo armado de Hamás) dedicada a la fabricación de bombas, aunque la organización islamista atribuye la explosión a un cohete israelí.

Las Fuerzas de Defensa de Israel no están relacionadas El suceso provocó heridas de distinta consideración a más de una treintena de personas que se encontraban dentro y fuera de la casa, algunas de las cuales están en estado grave, informó Adham Abu Selmeya, oficial médico de Hamás. Algunos testigos aseguraron que la explosión destruyó la casa de Danaf y dañó gravemente otras seis viviendas colindantes.

Por el momento las causas de la explosión no han sido aclaradas pues Hamás asegura que fue provocada por un cohete tierra-tierra israelí, lo que fue desmentido por fuentes militares israelíes.

"Las Fuerzas de Defensa de Israel no están relacionadas con el incidente, no ha habido bombardeos en Gaza durante la noche ni ninguna actividad del Ejército en la zona de la explosión", dijo una portavoz militar israelí.

Ataques a ambos lados

Al menos una persona murió y cuatro personas resultaron este lunes heridas al caer un cohete en la población jordana de Aqaba, próxima a la frontera con Israel, dijeron fuentes oficiales jordanas.

Se ha iniciado una investigación para localizar el lugar de lanzamiento del coheteEl proyectil, lanzado desde un lugar desconocido, cayó sobre un vehículo aparcado frente al hotel Intercontinental y desató un incendio que causó heridas a cuatro personas, informó el ministro de Información, Ali Al Ayed.

Al Ayed no proporcionó más detalles al entregar el primer informe sobre este incidente. Las autoridades han comenzado una investigación para saber desde dónde pudo ser disparado el cohete, dijeron  fuentes de los servicios de seguridad. Este suceso recuerda otro parecido que tuvo lugar el pasado 22 de abril, cuando un cohete Katiusha cayó en Aqaba y otro en aguas del próximas del Mar Rojo, sin causar víctimas.

Según informaron entonces las autoridades israelíes, los proyectiles habían sido lanzados desde algún punto de la península del Sinaí, en territorio egipcio, pero fuentes oficiales egipcias negaron que ese fuera el origen del lanzamiento.