Dos jóvenes de 24 y 17 años han fallecido en sendos accidentes mortales, ocurridos en Esquíroz (Galar) y Arguedas respectivamente, en el transcurso de la operación salida-retorno de finales de julio y principios de agosto, que se inició el viernes, 30 de julio y finalizó en la noche del domingo, 1 de agosto.

Durante este periodo, la Policía Foral ha atendido otros cinco accidentes viales en los que se han registrado heridos, en Tudela, Tafalla, Ablitas y Cascante. En esos accidentes, un joven de 17 años, vecino de Cascante, resultó herido grave y nueve personas sufrieron daños de consideración leve, según ha informado el Gobierno de Navarra en un comunicado.

El último de los accidentes tuvo lugar el pasado domingo a las 18.15 horas en el kilómetro 234 de la Autopista Vasco-Aragonesa (AP-68), en sentido Logroño, a la altura de Ablitas. En este suceso un vehículo se salió de la vía y una de sus tres ocupantes, una joven de 27 años, resultó herida leve y fue trasladada al Hospital Reina Sofía de Tudela por una ambulancia movilizada por la Agencia Navarra de Emergencias.

Los accidentes mortales se produjeron el viernes por la tarde en Esquíroz (Galar), con la colisión entre un vehículo y una motocicleta, en donde resultó herido grave un vecino de Zizur Mayor de 24 años que falleció horas después, y en la madrugada del viernes al sábado en Arguedas, donde un joven de 17 años, vecino de la localidad, colisionó con una señal tumbada en el suelo cuando circulaba con un ciclomotor y sufrió un traumatismo craneoencefálico severo.

El joven accidentado en Arguedas fue trasladado en estado crítico al Complejo Hospitalario de Navarra y falleció el pasado domingo, 1 de agosto. La Policía Foral sigue investigando las circunstancias del accidente y ha detenido a cuatro jóvenes de entre 25 y 35 años, vecinos de Llodio (Álava) por su presunta implicación en el accidente.

Fluidez en las vías principales

Con la salvedad de estos accidentes, los desplazamientos en carretera durante estos días se han desarrollado con normalidad y la Policía Foral no ha registrado incidencias importantes. En este sentido, la circulación en autovías, autopistas y el resto de las carreteras de la red principal ha sido fluida.

El dispositivo especial de control, regulación y vigilancia del tráfico que la Policía Foral ha programado para el intervalo de tiempo comprendido entre el viernes 30 de julio y el domingo 1 de agosto ha incluido diversos controles de velocidad efectuados por agentes de la División de Tráfico de las comisarías de Pamplona y Tudela.

Los agentes de la División de Tráfico han controlado aproximadamente 6.000 vehículos en el transcurso de 3 controles intensivos de velocidad y han formulado 70 denuncias administrativas por exceso de velocidad.

Estos controles se han desarrollado en las principales vías de comunicación de Navarra (Autopista Vasco-Aragonesa, Autovía del Camino, Autovía del Pirineo, Autovía del Norte, Autovía de la Barranca, carretera Pamplona-Francia por Behobia y carretera Pamplona-Huesca) y han respondido al objetivo de reducir los accidentes de tráfico y facilitar el tránsito de vehículos debido al alto número de desplazamientos propios de estas fechas.

Consulta aquí más noticias de Navarra.