El que fuera ministro de Fomento en la etapa de Aznar, el asturiano Francisco Álvarez-Cascos, fue nombrado hoy 'Paisano de Honor 2010' por el Ayuntamiento de Valencia de Don Juan (León), en el transcurso de un emotivo acto que se viene celebrando desde hace treinta y cinco años y que nació como homenaje a todos los asturianos que, año tras año, eligen la ciudad o la comarca para pasar sus vacaciones.

En el también conocido como 'Día del Bollu', en referencia a los bollos preñaos que vecinos y visitantes acompañan con vino prieto picudo, la localidad coyantina vistió sus mejores galas en las que no faltaron, como es tradicional, la música a cargo de la Banda de Música, el Grupo de Danzas Coyanza y la Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo, que realizaron un pasacalles por las calles de la ciudad.

Sin duda, uno de los actos más emotivos del Día de Asturias fue el nombramiento de 'Paisano de Honor', que cada año recae sobre un asturiano con especial vinculación a Valencia de Don Juan y que en esta ocasión recayó en Francisco Álvarez-Cascos, quien recibió dicho galardón en el Jardín de los Patos en presencia del alcalde, Juan Martínez Majo, la Corporación Municipal, además de autoridades comarcales, alcaldes asturianos y distintas personalidades.

En su alocución, Álvarez-Cascos, tras rememorar los lazos de siglos de historia compartida entre leoneses y asturianos, expresó su emoción por su nombramiento pero, sin embargo, advirtió de que se lo tomaba como reconocimiento al "deber cumplido, un deber para corregir el retraso en la modernización de las infraestructuras de esta provincia", al tiempo que, en declaraciones recogidas por Europa Press, tuvo palabras de recuerdo para el ex presidente José María Aznar, con quien formó gobierno y al que, como así precisó, hizo copartícipe de este reconocimiento que le tributó Valencia de Don Juan.

El homenajeado también enfatizó que si en su etapa como ministro fue posible cumplir ese deber fue porque desde 1996 el gobierno del PP impulsó una política de "esfuerzo, de ahorro y de sacrificios que estimuló el trabajo colectivo de la sociedad española y le permitió situarse a la cabeza de Europa en la creación de riqueza y empleo". "AUSTERIDAD,

Frente a despilfarro"

Y es que, como así recordó, los españoles, en 1996, eligieron el "camino de la utopía frente al conformismo, de la identidad frente a la disgregación, del esfuerzo frente a la comodidad, de la austeridad frente al despilfarro, de la excelencia frente a la mediocridad, del estímulo frente a la subvención, y de la solidaridad frente al clientelismo".

Por su parte, el primer edil coyantino, Juan Martínez Majo, expresó su agradecimiento al homenajeado por la ayuda y colaboración que brindó a la ciudad siendo titular de Fomento, destinando 1,2 millones de euros del 1% de Interés Cultural a la consolidación, restauración y conservación del Castillo de Valencia de Don Juan, además de otras actuaciones igualmente importantes, como la conexión por autovía entre León y Benavente.

Según a manifestado Juan Martínez Majo, "gracias a Francisco Álvarez-Cascos se ha podido realizar la obra más importante de la historia en el Castillo de Valencia de Don Juan, consolidando y rehabilitando la Torre del Homenaje".

El acto de nombramiento concluyó con la entrega a Francisco Álvarez-Cascos de un cuadro con la réplica del Castillo de Valencia de Don Juan.

Consulta aquí más noticias de León.