Aeropuerto de La Gomera
Un operario observa desde la torre de control el aterrizaje de un avión en el aeropuerto de La Gomera. Carlos Fernández / EFE

El ministro de Fomento, José Blanco, ha pedido este domingo a los controladores aéreos que expliquen la causa por la que no comparten el real decreto de jornadas y descanso, que ha considerado que responde a sus peticiones, y ha dicho que después se avanzará en "el consenso y al diálogo" para llegar a un acuerdo.

Blanco ha afirmado que este acuerdo se debe conseguir "desde la transparencia y, por eso, ha reiterado que le gustaría saber "la razón por la que no comparten el decreto que regula el tiempo de descanso". El ministro de Fomento ha reaccionado así, en su visita a Santander, al anuncio realizado ayer por la Unión Sindical de Controladores Aéreos (de la posible convocatoria de una huelga.

En declaraciones a los periodistas, José Blanco ha explicado que el decreto responde a lo que pidieron los controladores cuando señalaron que "estaban fatigados y tenían demasiado estrés", y, por ello, ha dicho que sería "muy clarificador" que digan por qué ahora rechazan esta norma.

Blanco ha garantizado los servicios mínimos en caso de huelga"A mí me gustaría saber para poder entendernos cuál es la causa por la que no comparten el decreto, si la causa es que quieren seguir acumulando turnos, como parece que es la causa, que lo digan, pero eso es incompatible con la fatiga y el estrés del que nos hablaban días pasados", ha afirmado.

Y, en el caso de que se convocara la huelga, Blanco ha recordado que "de acuerdo con la ley" se establecerían los servicios mínimos para garantizar el funcionamiento de los aeropuertos españoles. "Yo siempre ha dicho que la convocatoria de huelga de acuerdo con la ley es un derecho que les asiste a los trabajadores y, por supuesto, también a los controladores aéreos", ha señalado.

Sin embargo, ha apuntado que para "situaciones excepcionales" los Ministerios de Fomento y de Defensa han llegado a un acuerdo para que controladores aéreos militares puedan "garantizar el interés general". "La convocatoria de una huelga legal no es una situación excepcional, es una situación prevista de acuerdo con las leyes, que en todo caso hay que respetar", ha reiterado.

Aun así, ha vuelto a hacer "una llamada" al consenso y al diálogo para intentar atender las peticiones que tiene este colectivo de profesionales.