Silvio Berlusconi
El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi. ARCHIVO

El secretario general del opositor Partido Democrático (PD) italiano, Pierluigi Bersani, exigió este domingo la formación de un nuevo Gobierno en Italia, de carácter transitorio, ante la crisis que vive el gobernante Pueblo de la Libertad (PDL) del primer ministro, Silvio Berlusconi.

"Están intentando seguir a flote con una barca que hace aguas por todos lados. Hace falta un Gobierno de transición", dijo este domingo Bersani, en declaraciones al canal de información por satélite Sky Tg24.

Bersani quiere un Gobierno de transición que promueva una reforma de la ley"Las elecciones anticipadas serían un fracaso en sí mismas. Nadie tiene miedo de un enfrentamiento de este tipo. El problema es si el país necesita elecciones ahora, en una situación de lucha de todos contra todos, en la que los mercados miran, con una ley electoral que deja nombrar a los parlamentarios de los partidos, con una separación abismal de los ciudadanos de las instituciones", añadió.

Para el líder del PD, el principal partido de la oposición italiana, existen otras soluciones "más sensatas" para la actual incertidumbre abierta tras la creación por parte de varios parlamentarios del PDL de un nuevo grupo, "Futuro y Libertad para Italia", después de que la Ejecutiva del partido expulsara al cofundador Gianfranco Fini.

En este sentido, Bersani apostó por un Gobierno de transición que promueva una reforma de la ley electoral que "devuelva el cetro a los ciudadanos y que se ocupe un poco de la economía y del trabajo".

División en la clase política

Después de que en la noche del jueves Berlusconi anunciara la expulsión de Fini y le instara a dimitir de su puesto como presidente de la Cámara de los Diputados italiana, los partidos políticos del país han ido tomando posiciones ante el nuevo escenario que se abre.

Mientras, Berlusconi insiste, en un coloquio que publica este domingo el diario turinés La Stampa, en que no se plantea la posibilidad de la convocatoria de elecciones anticipadas y que no va a haber ninguna crisis de Gobierno.

La clave está en la moción de censura planteada contra el subsecretario de JusticiaPero el mandatario reconoce que no esperaba que fueran tantos (33 en concreto) los diputados partidarios de Fini que formaron el pasado viernes el nuevo grupo parlamentario y que ponen en peligro su mayoría absoluta en la Cámara Baja.

La posibilidad de las elecciones anticipadas es algo que también descarta el principal socio de Gobierno de "Il Cavaliere", Umberto Bossi, líder de la LN, quien anoche en un acto en la localidad de Colico, en el norte de Italia, rechazó además la idea de un Gobierno de transición para reformar la ley electoral.

La clave ahora está en la moción de censura planteada para la semana que viene por la oposición contra el subsecretario de Justicia, Giacomo Caliendo, investigado por su supuesta implicación en la trama que pretendía influir en la magistratura a cambio de favores para el Ejecutivo.

En una entrevista que publica este domingo el diario Il Fatto Quotidiano, el líder del opositor Italia de los Valores (IDV), Antonio di Pietro, insta a Fini y a sus diputados afines a unirse al voto de la moción contra Caliendo.