El Instituto de Vivienda y Suelo, dependiente de la Consejería de Obras Públicas y Ordenación del Territorio, ha recibido más de 50 solicitudes para adquirir una vivienda protegida en una de las dos nuevas promociones que oferta, en Molina de Segura y la pedanía murciana de Torreagüera, según han informado fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

De este modo, las viviendas serán adjudicadas mediante sorteo público el 30 de septiembre y los solicitantes, previamente inscritos en el registro de demandantes de vivienda protegida, formarán parte del listado provisional que se puede consultar en la página 'http://carm.es/ivs'.

Ese listado se aprobará definitivamente el día 6 de septiembre, de tal forma que se garantiza la transparencia y la igualdad de oportunidades en la adjudicación. Así, según la directora gerente del Instituto de Vivienda y Suelo, Juana Castaño, las nuevas viviendas "contarán con el máximo aprovechamiento térmico, lumínico y de accesibilidad".

Asimismo, ha explicado que los adjudicatarios "disfrutarán de precios reducidos gracias a las ayudas que ofrecemos a través del Plan Regional de Vivienda".

Y es que, las viviendas tendrán entre 60 y 90 metros cuadrados útiles, con precios a partir de 75.043 euros. Contarán con un completo sistema de aislamiento acústico y placas solares, así como con cocina amueblada y preinstalación de domótica, que garantiza la accesibilidad de personas con movilidad reducida.

"Ofrecemos a los jóvenes murcianos la posibilidad de acceder a una vivienda que cuenta con ayudas de este Plan Regional. Se trata de un programa que ha incrementado su dotación presupuestaria con respecto al anterior para permitir que cada día sean más los ciudadanos que se beneficien del apoyo del Ejecutivo autonómico para alquilar, rehabilitar o comprar una vivienda", ha finalizado Castaño.

Consulta aquí más noticias de Murcia.