La viceportavoz del Grupo Parlamentario Popular, María Luisa Soriano, ha considerado "otra irresponsabilidad más" del Gobierno presidido por José María Barreda el retraso que mantiene en la resolución de los Planes de reestructuración y reconversión del viñedo de Castilla-La Mancha. Unos planes, precisó, "que tendrían que haber estado ya resueltos hace casi dos meses".

Soriano ha explicado que esta situación está perjudicando "gravemente" a aquellos viticultores a los que les caducan este año los derechos de plantación del viñedo, ya que el plazo para el arranque finaliza este fin de semana y, ha añadido, "a estas alturas siguen con la incertidumbre de arrancar las cepas o no, al no tener a tiempo la respuesta a su solicitud", ha informado el PP en nota de prensa.

La responsable 'popular' también ha recordado que este fin de semana finalizaba el plazo para levantar la viña en espaldera, "cuando todavía hay un gran número de solicitudes que siguen sin resolverse", ha agregado.

"Esta incomprensible desidia del Gobierno regional está impidiendo, además, que los viticultores hayan podido percibir los anticipos de los Planes de reestructuración", ha reprobado la dirigente política. "Algo que es de enorme gravedad en unos momentos de auténticas dificultades para obtener liquidez como los que está atravesando el sector agrario", ha añadido.

Asimismo, ha señalado que la pasada campaña, el Gobierno de Castilla-La Mancha no hizo pública la convocatoria para solicitar ayudas a la reestructuración y reconversión del viñedo, saltándose así un año, y "colocando en desventaja a nuestros viticultores frente a los de otras comunidades autónomas".

Soriano también ha recordado que el presupuesto que se ha asignado a la región con la nueva OCM del vino supone la décima parte de lo que se ha estado percibiendo en Castilla-La Mancha con la anterior OCM. "Barreda, no sólo no ha sabido defender a los viticultores sino que, además, les ha engañado, como está demostrando claramente su incapacidad en la gestión al provocar un retraso injustificable en las resoluciones", ha afirmado.

"incertidumbre y desconcierto"

Del mismo modo, ha señalado que "incertidumbre y desconcierto" son las palabras que definen la tónica con la que se va a iniciar la vendimia que está a punto de comenzar, y que la ampliación de la destilación de alcohol de uso de boca planteada por el Gobierno socialista ha constituido "una insensatez", ya que ha transformado excedentes de vino en excedentes de alcohol.

En este sentido, Soriano ha explicado que esta situación, unida a la desaparición de las ayudas a esta medida, "como secuela de la nefasta negociación socialista de la nueva OCM de la vid", está dejando "en un callejón sin salida" a los vinos que tradicionalmente se han estado destinando a la producción de alcoholes para la fabricación de brandys y otros licores.

A su juicio, si hay algo que define claramente la política de Barreda, es "su falta de atención al sector agrario", porque "sigue sembrando la incertidumbre y el desconcierto en el sector porque aún no ha salido a dar la cara sobre las propuestas o alternativas que el Gobierno socialista va a plantear al sector para dar salida a un precio digno a esos más de cuatro millones de hectólitros de vino que anualmente se transformaban en alcohol".

Respuesta urgente

En este sentido, la diputada popular ha señalado que desde el Partido Popular y desde todo el sector "estamos esperando una respuesta urgente, puesto que la vendimia comenzará en tan sólo unos días".

Indicó, además, que "esta campaña se ha visto agravada por el aumento de los costes de producción provocados por el Gobierno socialista al incrementar el IVA al 18 por ciento, que elevará en más de dos mil euros la factura eléctrica de los regantes, a los que en tan sólo año y medio ya les ha castigado incrementándoles las tarifas eléctricas en un 80 por ciento.

"Ésta ha sido la ingrata respuesta del Gobierno a unos agricultores que han modernizado sus infraestructuras de regadío para así ahorrar agua", ha manifestado Soriano, quien ha dicho que Barreda, "en complicidad con el Gobierno de Zapatero, sigue retrasando la regularización de los pozos e incumpliendo los programas y el presupuesto del Plan Especial del Alto Guadiana. Algo que supone," denunció, una auténtica estafa para los agricultores de esta región".

"En una situación tan desafortunada es inadmisible que los agricultores castellano-manchegos sigan recibiendo multas y sanciones por regar sus cultivos", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Toledo.