El portavoz de Compromís en las Corts y secretario general del Bloc, Enric Morera, ha señalado este domingo que el presidente de la Generalitat y del PPCV, Francisco Camps, —que el pasado jueves dio por iniciada la campaña electoral— "intenta hacerse perdonar y ser nombrado candidato por el PP", mientras que la dirección del partido en Madrid "no se acaba de fiar del que ha sido su candidato".

Morera, en un comunicado, ha considerado que las declaraciones realizadas este sábado por el coordinador de Economía y Empleo del PP y portavoz parlamentario de Economía en el Congreso de los Diputados, Cristóbal Montoro, quién califica de "procedimiento ordinario" el inicio de la campaña de Camps, "son una muestra más de que quien manda es Madrid y que el PP valenciano es una simple sucursal".

En opinión del diputado de Compromís, "es especialmente indignante ver como se pisotea la dignidad de la Presidencia de la Generalitat por un partido político centralista. Y es todavía más grave —ha añadido— constatar la debilidad de Francisco Camps".

Para el dirigente valencianista, "estamos asistiendo a un espectáculo patético: Camps intentando hacerse perdonar y ser nombrado candidato por el PP y una dirección de Madrid que no acaba de fiarse del que ha sido su candidato". En esta línea, ha destacado que Camps "quiere comenzar la campaña electoral", pero "sus jefes de Madrid no lo nombran candidato".

En opinión de Morera, "la situación es ridícula y deja en evidencia el supuesto poder valenciano, dos palabras sin ningún contenido cuando salen de la boca de los dirigentes del PP valenciano".

No obstante, Morera se ha mostrado "preocupado". "Si esta situación solo afectara al PP, incluso la encontraríamos apropiada, el problema es que cada día se desprestigia más todo aquello que representa para el pueblo valenciano la Presidencia de la Generalitat", ha lamentado.

Finalmente, se ha preguntado "qué más deberá pagar o entregar en bandeja en Madrid por hacerse nombrar candidato" y ha subrayado que "el pueblo valenciano no se merece un presidente que ha perdido la dirección estratégica de las cajas de ahorro y, además, lo aplaude". A su juicio, "es un presidente que se muestra incapacitado para defender los intereses del pueblo valenciano, porque es un presidente débil, cuestionado y que ha perdido toda credibilidad".

Consulta aquí más noticias de Valencia.