La vicepresidenta del Gobierno de Castilla-La Mancha, María Luisa Araújo, asegura que el Ejecutivo regional no tiene "ninguna" responsabilidad en lo ocurrido con Caja Castilla La Mancha (CCM) y sostiene que la entidad no hubiera sido intervenida por el Banco de España si el PP hubiera "favorecido una solución".

La también consejera de Economía y Hacienda, en una entrevista concedida a Europa Press, afirma que "la supervisión del sistema financiero español le corresponde al Banco de España", que —"cuando detectó problemas en CCM"— tomó la decisión de intervenir "por un problema grave de liquidez, no porque en la caja hubiera ningún agujero".

"Estamos muy tranquilos con el ejercicio de nuestras competencias y buena prueba de ello es que el Banco de España a nosotros no nos ha mandado ningún pliego de cargos que tengamos que contestar", ha recalcado la consejera.

Solución en el ámbito privado

Araújo explica que "la propia caja y el propio Banco de España" estuvieron buscando "una solución en el ámbito de lo privado, que es lo que han hecho el resto de entidades financieras, buscar una solución mediante un proceso de integración, de fusión con otras cajas de ahorros" y de hecho "había un proceso abierto con Unicaja y no pudo concluir con éxito también porque hubo una oposición frontal por parte de la señora De Cospedal".

Para la vicepresidenta, afectó a la situación de la caja "la campaña de desprestigio que se lanzó de manera interesada por el PP", que "desde el 1 de enero hasta el día de la intervención dio una rueda de prensa diaria, incluyendo domingos y festivos, cuestionando la solvencia de la caja".

"Una entidad que vive de la confianza, no es capaz de sobrevivir a eso y eso finalmente provocó salidas de fondos, es decir, un grave problema de liquidez", asegura. Así, mantiene que si el PP "hubiera favorecido una solución en el ámbito del resto de cajas de ahorros, estoy segura que no se hubiera intervenido".

"Si hubiéramos sido capaces de trabajar todos en el mismo sentido y de favorecer que se hubiera producido una solución, si hubiera habido un acuerdo privado, no se habría producido la intervención", asegura, al tiempo que afirma que el Gobierno regional trabajó "activamente con el Gobierno de Andalucía, con Unicaja y con CCM para intentar favorecer el éxito en esa fusión".

Asimismo, defiende que "el proceso de unión de CCM con CajAstur ha servido para proceder a la reforma de la legislación sobre cajas a nivel nacional y ha sido un excelente ejemplo de por donde pueden ir las cajas de ahorro en el futuro".

Caso seseña

En el relación con el 'caso Seseña', la consejera afirma que la actuación del Gobierno regional "ha sido absolutamente ajustada a la legalidad y el procedimiento ha sido absolutamente correcto". Así, recalca que el Ejecutivo "ha actuado bien" y "así se ha ocupado de señalarlo el propio Tribunal de Cuentas, que ha tenido que desmentir información interesada del PP en este sentido".

"Esto del respeto a las instituciones y el respeto a las decisiones judiciales tiene poco que ver con la señora De Cospedal", ha apostillado.

Consulta aquí más noticias de Toledo.