El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, y los más de 750 jóvenes peregrinos de la diócesis toledana que participan en la peregrinación diocesana a Santiago de Compostela han pasado esta noche en Cangas de Onis.

Según ha informado el Secretariado de Pastoral Juvenil del Arzobispado de Toledo en nota de prensa, en la parroquia de esta localidad asturiana los jóvenes han participado de la Eucaristía, presidida por Don Braulio, en la que se ha referido a Jesucristo como lo único capaz de llenar sus vidas plenamente.

La peregrinación comenzó en el día de ayer cuando, por arciprestazgos y zonas, salían los autobuses a lo largo de la madrugada. El arzobispo de Toledo se ha unido desde el primer momento, y de esta forma era el encargado de acogida y motivación que ha tenido lugar en el monasterio de la Trapa durante el mediodía del sábado.

Junto a él, el padre abad ha destacado algunos aspectos de la vida del Santo Rafael Arnaíz, cuyos restos reposan en este lugar; ha hablado de la cercanía de este joven santo con los jóvenes de hoy día y ha indicado que por este motivo será uno de los copatronos de la próxima jornada mundial de la juventud que se celebrará en Madrid en 2011.

Consulta aquí más noticias de Toledo.