El obispo de Santander, Monseñor Vicente Jiménez Zamora, clausurará hoy en la parroquia de San Sebastián de Reinosa la Visita Pastoral que inició el pasado 10 de abril a las comarcas de Campoo y Valderredible.

Su periplo pastoral concluirá con una misa solemne que se celebrará a las cinco de la tarde y a la que se espera que acudan numerosos fieles, así como el equipo de 25 sacerdotes párrocos y religiosos (Carmelitas y Dominicos) que atienden a esta extensa zona de la Diócesis.

Por otro lado, en la misa del domingo, a la una del mediodía, tomará posesión de la parroquia de Mataporquera el nuevo sacerdote, Emilio Maza Trueba, recientemente ordenado presbítero por el obispo y que también tendrá a su cargo pastoral los pueblos de Valdeolea, así como Fombellida y Celada Marlantes (Campóo del Medio).

Durante cuatro meses, Jiménez Zamora ha mantenido contacto pastoral con los 11 municipios y los alrededor de 154 pueblos que alberga el Arciprestazgo de Nuestra Señora de Montesclaros, que se extiende por la comarca del sur de Cantabria y cuyo arcipreste es el párroco de Matamorosa, Juan Carlos Fernández Ruiz.

Esta ha sido la segunda Visita Pastoral que, como obispo de Santander, ha efectuado el prelado cántabro. "Ha sido una experiencia gozosa y gratificante", ha confesado.

Ha destacado que durante estos meses de encuentros ha "comprobado que en esta comarca hay una religiosidad muy arraigada y honda, donde además la gente se siente muy unida en torno a su iglesia".

En esta línea, ha valorado "muy positivamente" que durante sus visitas acudieran personas que ya no viven en estos pueblos, pero que nacieron en esta comarca y que han acudido para recibirle. "Ahora ya conozco muchos rostros concretos y nombres", ha sentenciado.

El obispo no sólo ha conocido la realidad del ambiente pastoral y religioso de estos valles, sino que también ha mantenido contacto con el mundo social, humano y del trabajo, en unos momentos "delicados para la economía". Así, ha visitado las fábricas de Sidenor, Cuétara y de Cementos Alfa y se ha acercado a estabulaciones ganaderas y agrícolas.

Igualmente ha visitado en sus propias casas a numerosos enfermos impedidos, y se ha trasladado a los institutos de Reinosa y Matamorosa donde ha cambiado impresiones con los profesores y jóvenes.

Las visitas han incluido reuniones con movimientos apostólicos y asociaciones; colegios, ayuntamientos y cementerios "porque los difuntos también forman parte de la comunidad parroquial al ser los que nos han precedido en la señal de la fe". Asimismo, ha mantenido "encuentros cordiales" con las autoridades, alcaldes y presidentes de juntas vecinales.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.