Cadáver de español desaparecido
Un cadáver (zona pixelada) flota entre desperdicios arrastrados por el río en el que desaparecieron los españoles. Carlos Gutiérrez / EFE

Socorristas mexicanos han localizado otro cadáver que podría pertenecer a uno de los tres jóvenes españoles que permanecen desaparecidos en el estado mexicano de San Luis Potosí tras sufrir un accidente cuando cruzaban un río.

De los seis jóvenes que iban en la barca, dos lograron salvarse y otra fue hallada muerta este sábado. El director de Protección Civil estatal, Gerado Cabrera, dijo a Efe que el cuerpo estaba en un lugar de difícil acceso y que pertenece a una mujer. El cadáver fue localizado a 60 kilómetros río abajo de donde sucedió el accidente.

No se ha dado parte de otra tragedia, por lo que es muy probable que sea un españolCabrera aseguró que muy probablemente corresponda a uno de los desaparecidos, ya que no hay informaciones de otra desgracia por la zona. "Casi seguro es uno de ellos", dijo. El lugar es la comunidad de El Caracol, en el municipio de Tamuin, por donde discurre el río Tanchachín, donde tuvo lugar el siniestro el miércoles.

Los tres desaparecidos son Francesc Espasa Nolet, Nuria Terradas Trías e Irene Carbó Xifre. Este sábado fue hallado el cadáver de una de las chicas arrastradas por la corriente, Neus Terradas Trías. Los supervivientes son Bernat Palau Tomas y Aina Frau Pascual, que acompañan en las labores de búsqueda.

Cabrera afirmó que se continuará con la búsqueda hasta que haya luz y dijo que las labores fueron este fin de semana más sencillas que otros días por la mejora en la meteorología.

Turistas españoles

Los seis jóvenes (cinco catalanes y una mallorquina) fueron avisados por la oficina de turismo local de que no se podía acceder a la cascada de Tamul que pretendían visitar por la crecida del río, engordado por las fuertes lluvias.

Sin embargo, un guía les convenció para ir, diciendo que usaría otra ruta, y el barquero afirmó que era seguro cruzar el cauce, pese a que estaba prohibida la navegación por el mal tiempo.

El barquero saltó a la orilla y al hacerlo, empujó la barca hacia el centro del ríoLos supervivientes han dado su versión de los hechos en un comunicado. El viaje transcurría bien hasta que, al llegar a la otra orilla, "la barca empezó a girar sobre si misma". "El timón, que era el propio barquero, quedó más próximo a la orilla y entonces saltó, dejándonos solos en la barca. Además, saltando impulsó la barca y la empujó en dirección al centro del río", asegura la nota.

"Cuando nos vimos solos bajando por el río, intentamos agarrarnos a las ramas bajas de un árbol para ver si podíamos parar la barca. Veíamos muchos rápidos delante nuestro y no sabíamos a qué distancia se encontraba la cascada", añaden.

No pudieron aguantar la fuerza de la corriente y cayeron al agua, al menos Aina, Bernat y Francesc. La corriente los separó y los dos primeros lograron llegar a la orilla -cada uno en una margen- nadando. "Aún no sabemos cómo, logramos salir", narran.

En ese momento, Bernat vio a Francisco pasar "a pocos metros de la orilla con la cabeza fuera del agua". Los dos chicos fueron a pedir ayuda, ayudados por el barquero y una pareja de los turistas mexicanos. La lluvia que caía hizo aumentar el caudal un metro de altura.

Los jóvenes tienen previsto regresar a España este domingo, Están acompañados del cónsul honorario de su país en la ciudad de Tampico, José Luis Ortega.