La presidenta del Parlament, Aina Rado, ha recibido la visita de 80 niños saharauis que se encuentran de vacaciones en Mallorca gracias al programa 'Vacaciones en Paz', que organiza la Asociación Amigos del Pueblo Saharaui.

Rado estuvo acompañada por los miembros de la Mesa, Isabel Alemany, Pere Rotger, Eduard Riudavets, así como por el coordinador del Intergrupo parlamentario, Miquel Àngel Llauger y de otros diputados de la Cámara balear.

Los niños han visitado el Parlament acompañados de la presidenta de la asociación, Ventura Vaquer, y del delegado Saharaui en Baleares, Mohamed Tleimidi, además de por sus respectivas familias de acogida.

El Programa de Vacaciones en Paz consiste básicamente en acoger a un niño saharaui cuya edad oscila entre los 7 y 12 años, durante los dos meses que van desde finales de junio a finales de agosto.

El pasado día 11 de julio llegaron a Palma los 80 niños saharauis procedentes de los campamentos de refugiados de Tindouf (Argelia) y fueron repartidos entre familias de un total de 35 municipios de Mallorca y Menorca.

Los niños vienen acompañados por seis monitores adultos que se alojan en un piso de Palma durante toda la estancia de los menores. De esta manera, los monitores sirven de intérpretes y, en caso de que se produzca algún problema de inadaptabilidad con alguno de los niños, se envía a este piso donde son tranquilizados.

Las familias que acogen a los niños, ya sean parejas o personas solas, lo hacen en régimen de acogida y no pueden adoptarles, ya que se trata de niños que tienen familia en los campamentos de refugiados.