La Xunta, a través del Comité de Plan de Calor 2010, en el marco del Plan de actuaciones frente a los posibles efectos de las altas temperaturas sobre la salud, ha declarado la situación de "pre-alerta" (nivel 1a) en una veintena de municipios pontevedreses.

Según ha informado la Consellería de Sanidade, la pre-alerta ha sido declarada en Baiona, Fornelos de Montes, Gondomar, A Guarda, Mondariz, Mondariz-Balneario, Mos, As Neves, Nigrán, Oia, Pazos de Borbén, Ponteareas, O Porriño, Redondela, O Rosal, Salceda de Caselas, Salvaterra de Miño, Tomiño, Tui y Vigo.

El resto de los municipios gallegos "están en situación de normalidad" (nivel 0), según ha precisado la Administración sanitaria gallega, tras la llegada de un aire muy cálido de origen africano que ha invadido la Península.

Sanidade ha recordado que en días anteriores las temperaturas mínimas superaron "muy puntualmente" los 20 grados y durante cortos espacios de tiempo.

Para los próximos días, se superarán esos valores en áreas más amplias. Para mañana jueves se retirará ligeramente la masa de aire cálido africano, aunque, para el viernes, de nuevo se dará un ascenso térmico.

Las temperaturas seguirán altas

Por su parte, Lino Naranjo, de MeteoGalicia, ha explicado a Europa Press que la previsión es que las temperaturas se mantengan en valores altos, sobre todo en el Sur de Galicia, en lo que queda de semana y la próxima.

No obstante, ha señalado que el jueves se prevé un ligero descenso de las temperaturas, de un par de grados, pero ha resaltado que se mantendrán altos los valores el resto de la semana. "Todo indica que van a moderarse", comentó Naranjo, al tiempo que precisó que las temperaturas mínimas bajarán "algo" en próximos días.

En cuanto a los valores máximos registrados hasta las 16.30 horas en Galicia, MeteoGalicia ha apuntado los alcanzados en la provincia de Pontevedra que Mondariz alcanzó los 38 grados, mientras que Vigo llegó a los 33 grados y Tui a los 35 grados.

Por su parte, los termómetros alcanzaron los 38 grados, mientras que en las localidades ourensanas de Entrimo y Baltar han registrado hasta 35 grados.

Mientras, en la provincia de A Coruña la acción del viento hace que las temperaturas "sean más suaves" al Norte, ha precisado Lino Naranjo. Así, si bien Santiago ha llegado a los 35 grados y Boqueixón a los 37, A Coruña se ha quedado en los 27 grados y Ferrol en los 28 grados.

En cuanto a la provincia de Lugo, en la zona de A Mariña el ambiente está más nublado, y Ribadeo ha registrado 22 grados y Lugo 27, mientras que en el Sur se han llegado a los 33 grados en Monforte y a los 33 en Bóveda. CONSEJOS

Por todo ello, para protegerse del calor, Sanidade, que ha precisado que no tiene constancia de una mayor afluencia a los servicios sanitarios hasta la fecha debido a las altas temperaturas, insiste en aconsejar que se beba más líquido de lo habitual, sin esperar a tener sed, sobre todo agua y zumos de frutas ligeramente fríos, además de evitar bebes bebidas calientes, alcohólicas y las muy azucaradas.

En cuanto a la vestimenta resalta que se debe usar ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombreros, gafas de sol y cremas protectoras solares, mientras que el calzado deberá ser cómodo, fresco y que transpire.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.