La Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel) ha manifestado este miércoles su preocupación por la situación en la que se encuentran las negociaciones de la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias con las Compañías Air Berlín y Cóndor.

La patronal turística recuerda en un comunicado que ambas compañías han anunciado la intención de reducir sus conexiones con La Palma hasta en un 50 por ciento para el próximo invierno como consecuencia de las pérdidas económicas sufridas la pasada temporada a causa de las continuas borrascas y la nube de ceniza volcánica.

La patronal señala que en una reunión mantenida a finales de junio con el presidente del Gobierno regional, Paulino Rivero, y con los consejeros de Transportes y Turismo, Juan Ramón Hernández y Rita Martín, respectivamente, se acordó por parte del Ejecutivo asumir la dirección de las negociaciones con Air Berlín y Cóndor para llevar a cabo, de forma conjunta, campañas que contribuyesen a paliar los efectos negativos ocasionados por las situaciones meteorológicas adversas sufridas durante el pasado invierno.

En este sentido, los hoteleros recuerdan que tras un primer encuentro con Air Berlín parecía que se había llegado a un acuerdo pero que "ahora nos encontramos con que la negociación está paralizada".

Falta de entendimiento

Desde Ashotel no se entiende que "debido a una falta de entendimiento entre administraciones, Consejería de Turismo, Gobierno de Canarias y Cabildo de La Palma, se pueda poner en peligro la supervivencia de un sector que está afrontando un verano muy complicado con una ocupación prevista para julio y agosto de un 51 por ciento y un 42 por ciento, respectivamente, cuando a nivel internacional se habla de rentabilidad a partir de ratios del 70 por ciento.

En este sentido, Ashotel demanda con urgencia la necesidad de apoyo del Gobierno de Canarias para superar esta "difícil situación", al igual que se hizo con otras islas en situaciones desfavorables, como por ejemplo con Fuerteventura cuando ésta sufrió la "crisis de las pateras", que supuso la puesta en marcha de una acción promocional específica para la isla al objeto de frenar el deterioro de su imagen.

Por último, la patronal recuerda que el sector turístico aporta de forma directa al PIB de la isla entre un 18 por ciento y un 20 por ciento, aproximadamente unos 146 millones de euros anuales, siendo un motor económico vital para la maltrecha economía de La Palma y que Air Berlín y Cóndor llevan a la isla el 65 por ciento de los clientes entre los meses de octubre y mayo, época de máxima afluencia de visitantes europeos a La Palma.