El secretario general de Planificación, Ordenación Territorial, Infraestructuras y Movilidad Sostenible, Eduardo Tamarit, ha puesto en servicio el acondicionamiento de la A-6050 de Jaén a Los Villares, en la comarca de la Sierra Sur de la provincia de Jaén.

En esta intervención se han llevado a cabo diversos trabajos, como el refuerzo del firme, la mejora del ancho de la carretera, la mejora de las intersecciones y la construcción de un mirador sobre el valle del río Eliche, que representa un valor añadido a la carretera, respetando el medio por el que transcurre, según informó la Junta en un comunicado, en el que precisó que la obra ha supuesto una inversión de 4,6 millones de euros.

El secretario general de Planificación ha destacado la importancia de este acto, que pone de manifiesto el compromiso y el esfuerzo inversor del Gobierno andaluz por seguir trabajando en la red de carreteras de la provincia de Jaén con el fin de mejorar la accesibilidad y la vertebración de la provincia.

"Hoy es un día importante para los vecinos de Jaén al finalizar una obra problemática en la construcción y las molestias que ha supuesto para los usuarios de este eje viario. Finalmente, la carretera ha quedado magnífica y se ha cuidado, además, el entorno paisajístico y la movilidad con el carril bici", ha afirmado.

Además, ha expuesto que una de las prioridades del Gobierno andaluz en materia de infraestructuras es "tejer un mapa de carreteras sólido, competitivo y sostenible, un mapa que ha experimentado una transformación notable con actuaciones de gran calibre que están redundando en el bienestar de los ciudadanos de esta provincia". "Ellos son nuestro motor principal y por ello queremos poner a su disposición unas vías modernas, confortables y más seguras", ha manifestado.

4.500

Vehículos diarios

La actuación ha consistido en el acondicionamiento de la carretera A-6050 de Jaén a Castillo de Locubín en el tramo de Jaén a Los Villares, entre los puntos kilométricos 7,500 y 12,300 —desde Jabalcuz hasta la entrada a Los Villares— con una longitud total de 4.933 metros. El tramo soporta un "importante tráfico diario" entre la capital y Los Villares del orden de los 4.500 vehículos diarios.

Esta obra se ha dividido en tres tramos. En el primero, de 2,8 kilómetros de longitud, se ha acondicionado la carretera actual. La velocidad de proyecto se ha mejorado sensiblemente desde los 40 a los 80 kilómetros por hora en buena parte del mismo. La sección transversal consta de una calzada de siete metros de acho (un carril de 3,5 metros para cada sentido), arcenes pavimentados de 0,5 metros y bermas de plataforma de 0,5 metros. Además, se ha dispuesto un carril adicional para el tráfico lento de 3,5 kilómetros de longitud, debido a las elevadas pendientes del tramo.

En el segundo tramo, de 1,2 kilómetros de longitud, se ha ejecutado un refuerzo de firme y en el tercero, de un kilómetro, se ha reforzado el firme y se ha mejorado el trazado de forma puntual con la corrección de una curva. Igualmente, se han construido dos glorietas para ordenar la travesía de Los Villares. Con la primera de ellas se remodela el hasta ahora difícil acceso a las urbanizaciones de la entrada a la localidad y se le dota de iluminación. La segunda glorieta se sitúa en la intersección con la JA-3300 que lleva a Fuensanta de Martos, en la entrada del municipio de Villariego. También se ha llevado a cabo el refuerzo de firme en toda la travesía, hasta la salida para Valdepeñas de Jaén.

Consulta aquí más noticias de Jaén.