En la entrega de frutas participará, además del secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, una amplia representación de UPA-Uce Extremadura, encabezada por su secretario general, Ignacio Huertas.

En este reparto reivindicativo también ha participado la cooperativa Caval, de Valdelacalzada, la cual ha donado 3.000 kilos de fruta de los que se van a llevar a Madrid, según ha informado UPA-Uce en nota de prena.

En total serán 15.000 kilos de tomates, nectarinas, melocotones, ciruelas, melón y sandía de una "excelente calidad", como es característico de estas producciones de la región extremeña.

Márgenes "desmesurados"

UPA-Uce Extremadura reitera con este acto la "denuncia que viene haciendo de los márgenes comerciales desmesurados entre los precios en origen y destino de los productos agrarios, en este caso, la fruta".

Desde esta organización agraria se exigen unos precios justos para los agricultores de fruta de temporada, ya que el productor debe recibir un precio adecuado "que le permita seguir produciendo alimentos de alta calidad y respetuosos con el medio".

Para UPA es "necesaria la puesta en marcha de códigos de buenas prácticas comerciales que autorregulen las relaciones entre los otros eslabones de la cadena, desde origen y destino, con el reconocimiento explícito de las prácticas comerciales correctas y justas, condicionando cualquier apoyo público a su cumplimiento por parte de las empresas".

Así mismo considera "urgente" adaptar la normativa referente a las relaciones contractuales (interprofesiones o contratos homologados) para garantizar la adquisición de productos alimentarios a los agricultores y ganaderos a precios en los que se cubran los costes de producción y que puedan referenciarse a determinados índices.

De igual modo, aboga por impulsar la actividad de las interprofesionales "permitiéndoles desarrollar acciones de gestión de mercados y no sólo de desarrollo de actividades de promoción y estudios de investigación".

Control a terceros países

Además, advierte de la necesidad de un mayor control de los productos que proceden de terceros países, exigiéndoles las "mismas condiciones" fitosanitarias y de producción, sociales y medioambientales que se exigen a los productores españoles, "ya que de otro modo se está produciendo una situación de competencia desleal".

También sigue UPA reclamando la puesta en marcha de una ley de márgenes comerciales" porque no existe actualmente ninguna relación entre la subida de precio a los consumidores y un aumento en el precio en origen percibido por los productores". "Una remuneración justa para los productores no está reñida con unos precios asequibles para los consumidores", advierte.

El reparto reivindicativo de fruta tendrá lugar mañana en la capital de España, entre las 11,30 y las 13,30 horas, en la Calle Claudio Moyano, esquina con el Paseo del Prado.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.