El Cabildo de La Gomera reclama calidad educativa para los niños con problemas auditivos y necesidades especiales, según informó el presidente de la Institución insular, Casimiro Curbelo, quien anunció en un comunicado que el equipo de gobierno se hace eco del malestar insular y lleva al Pleno una moción, en la que se reprocha la supresión y se insta al Gobierno canario a mantener el apoyo logopédico y curricular a los escolares.

Casimiro Curbelo subrayó la necesidad de disponer de los recursos mínimos y necesarios para el aprendizaje y explica que recientemente recibió en la Corporación insular a un grupo de madres y padres, que trasladaron su profundo descontento porque la Consejería de Educación del Ejecutivo regional ha eliminado la ayuda que se presta a los alumnos, a los que deja en situación de desamparo.

En consecuencia, se solicitó la mediación del Cabildo y el equipo de gobierno, que comparte la preocupación de los padres, ha remitido ya un escrito a la consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deportes, Milagros Luis Brito, en la que se expone el problema y se defiende una educación de calidad, adaptada a las necesidades particulares y que garantice la igualdad efectiva de oportunidades.

"Estos argumentos son también la base de la moción que llevaremos a la sesión plenaria del próximo viernes", añade para después recordar que en La Gomera no existe ningún centro de Atención Preferente para sordos e hipoacusicos, como hay en otras Islas.

Matizó que es cierto que en los cursos de 2006-2007; 2007-2008, y 2008 y 2009 se dispuso un profesional especialista que atendía a todos los alumnos de la isla. "Sin embargo, este recurso era insuficiente —el profesor tenía que recorrer todos los municipios— y fue suprimido en 2009-2010", señaló.

Curbelo precisa que los centros de La Gomera que actualmente tienen alumnos con discapacidad auditiva se localizan en San Sebastián, Hermigua, Agulo y Valle Gran Rey; alude a la dificultad para los traslados que impone la orografía insular, y señala que en lugares como Tenerife hay un profesor especializado por cada 6 alumnos.

"Por todo desde la Institución insular pedimos al Gobierno que ponga los medios y los recursos necesarios para que las chicas y los chicos con necesidades especiales de nuestra Isla puedan alcanzar el máximo desarrollo posible de todas sus capacidades, tanto en lo individual como en lo colectivo, ya sean capacidades intelectuales, culturales o emocionales", indicó.

El equipo de gobierno del Cabildo entiende que la deficiencia auditiva no debe suponer un obstáculo que dificulte la formación de las personas, y que el Gobierno canario, competente en la materia, debe asegurar a todas las personas, sin ningún tipo de distinción, una educación que permita participar y desenvolverse de forma plena en sociedad.

En esta línea se manifiesta la consejera insular de Asuntos Sociales, Ventura del Carmen Rodríguez, que recibió a las madres y padres de alumnos junto con el presidente del Cabildo y apunta, además, que no es de recibo que se apliquen ratios y fríos números para justificar la supresión de un servicio que resulta fundamental para la formación y el desarrollo integral de las personas. Ventura del Carmen Rodríguez lamenta que estos sean, una vez más, los únicos criterios aplicados por Educación.