El coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, ha considerado que los ciudadanos catalanes deberían de haber sido consultados en referéndum sobre la prohibición o no de las corridas de toros en Cataluña, en lugar de ceñir esta cuestión a un debate estrictamente parlamentario, al tiempo que defendió un futuro de la tauromaquia "alejado del daño a los animales y de la sangre".

Tras mostrarse convencido de que el asunto de las corridas de toros no es precisamente lo que más preocupa en estos momentos a los españoles que están en paro o viven situaciones de sufrimiento debido a la crisis económica, Valderas ha expresado que hay que reconocer que la práctica de la tauromaquia, por cultura, está muy ligada al territorio andaluz y que en Cataluña se da, sin duda, una situación de mayor "desapego" en comparación con otros territorios.

Quiso dejar claro que su formación ni impulsa ni demoniza las corridas de toros, si bien ha estimado que el problema "es más de cultura y de impulso de nuevos valores que de prohibición", recordando que desde hace años no hay toros en las Islas Canarias, pero tampoco están prohibidas las corridas.

A juicio de Valderas, el aspecto pasa más por "impulsar valores que por impulsar prohibiciones", al tiempo que ha considerado que lo deseable hubiera sido consultar a la opinión pública catalana a través de un referéndum, lo que hubiese sido "mucho mejor que un debate estrictamente parlamentario".

Asimismo, el dirigente de IU-CA ha expresado su deseo de que la tauromaquia se pudiera introducir "en la fiesta sin sangre y alejada del daño a los animales", al tiempo que ha reconocido que en Andalucía no hay ningún debate sobre las corridas de toros, con lo que la decisión del Parlamento catalán "no afecta en nada" a esta comunidad.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.