La portavoz del Partido Popular de Barakaldo, Amaya Fernández, ha denunciado que debido a la "desidia" del equipo de gobierno socialista, el Ayuntamiento "estaría incumpliendo la Ley de Estabilidad Presupuestaria que obliga a las entidades locales con déficit a aprobar un plan económico-financiero que sanee las arcas municipales".

En un comunicado, Fernández ha recordado que el pleno municipal acordó en mayo la devolución al Área de Hacienda del Plan, inicialmente planteado por los socialistas, "para su reelaboración dada la falta de concreción en las medidas de recorte del gasto y porque incluía un incremento generalizado, incluso por encima del IPC, de los impuestos, tasas y precios públicos".

La portavoz popular ha acusado al alcalde, Tontxu Rodríguez, de haberles "ocultado" que la Diputación Foral de Bizkaia "habría denegado hace escasas fechas al Ayuntamiento la prórroga solicitada, una vez que se ha superado ampliamente el plazo legal de tres meses que venció el pasado 19 de mayo, para la aprobación del plan de saneamiento financiero".

"Es un incumplimiento grave, por lo que debería haber dado cuenta de la situación en una Junta de Portavoces u órgano análogo. Sin embargo, nos hemos tenido que enterar de la denegación de la prórroga por casualidad en el desarrollo de la comisión de Hacienda, y no precisamente a iniciativa del equipo de gobierno, sino a preguntas de la oposición", ha criticado Fernández.

La portavoz popular ha resaltado que "no se puede continuar en esta situación" y que en el mes de septiembre "debe abordarse la aprobación del Plan de económico financiero". Los populares consideran "muy preocupante" el estado de las cuentas municipales y quieren que contenga "medidas concretas de reducción del gasto superfluo y la congelación de los impuestos".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.