Casi uno de cada tres jóvenes está desempleado en la comunidad gallega, cuya tasa de paro ronda el 31 por ciento —30,8 por ciento—. La ocupación entre los menores de 30 años en Galicia descendió un 25 por ciento desde 2007 y sólo un 3 por ciento en el resto de los colectivos, según un estudio económico de la CIG.

En la presentación del Informe Mocidade e Emprego, la responsable del estudio, Natividade López, ha destacado que hace tres años la tasa gallega de paro juvenil era del 15,9 por ciento, factor que, a su juicio, ha devuelto la ocupación en este colectivo a niveles de 1997, año en el que se inició el periodo de crecimiento económico.

Por ello, ha apuntado a los jóvenes gallegos como el extracto de población "más afectado" por la crisis, pese a resaltar que en la comunidad gallega hay "pocos jóvenes". Los menores de 30 años representan, según el estudio de la CIG, el 28,2 por ciento de la población —los menores de 20 años no alcanzan el 16 por ciento—.

"La situación no es una enfermedad que se pase con la edad", ha manifestado, al sostener que han sido los últimos en incorporarse al mercado laboral y que, por tanto, cuentan con las condiciones laborales más precarias. "A cualquiera de nosotros si nos quedamos en el paro nos pasaría lo mismo y estaríamos en la misma situación que ellos", ha señalado.

Los más afectados son los menos formados

La responsable del estudio ha advertido de que esta situación afecta más especialmente a los jóvenes con los menores niveles de formación. Un 27 por ciento de este colectivo deja los estudios, porcentaje que López ve "inasumible" tras subrayar la relación existente entre abandono escolar y paro.

Como ejemplo ha indicado que la tasa de ocupación entre los menores de 30 años que sólo cuentan con estudios primarios es del 16,6 por ciento; mientras que la de los jóvenes con títulos superiores es del 75,7%.

Cuanto menor es el grado de formación de los menores de 30 años más precarias son sus condiciones laborales, que la autora del informe ha focalizado en el tipo y duración de su contrato, así como su salario. Su situación es "tan precaria" que, a su entender, ese es el motivo de que hayan sido los primeros en "caer" con la crisis. EL 60%

De los jóvenes en el sector servicios

El 60 por ciento de los jóvenes ocupados trabajan en el sector servicios, en ramas que exigen una muy baja cualificación, según ha resaltado López. El 90 por ciento de ellos son asalariados con contrato temporal.

Al respecto, ha criticado que se destinaran "cuantiosos fondos" a reducir la temporalidad y que ésta se haya incrementado en cinco puntos desde 2007. El pasado ejercicio se firmaron 600.000 contratos en Galicia, de los que el 42 por ciento correspondieron a menores de 30 años. De ellos el 70 por ciento no superaban los tres meses de duración.

Por género, los más afectados han sido los chicos, al elevarse la tasa de paro en 20 puntos entre los jóvenes varones, dada la incidencia de la crisis sobre sectores "muy masculinizados" como la construcción y la industria; mientras que entre las mujeres lo hizo un 10 por ciento.

En cuanto a los ingresos, ha señalado que no alcanzan los 11.000 euros anuales y que los salarios de los jóvenes son los que menos han crecido en los últimos años. "Tasa de paro, bajos salarios, temporalidad... Esperábamos otro tipo de medidas del Gobierno —central—", ha criticado.

Campaña a favor de la huelga general

Una de las responsables de la secretaría xeral da Mocidade de la CIG, Margarida Corral, ha avanzado que el sindicato impulsará una campaña bajo el lema 'No a la explotación juvenil. Empleo digno para la juventud' para promover la participación en los actos previos a la huelga general del 29 de septiembre, así como en esta última.

Para ello, entre la primera y segunda semana de septiembre se celebrarán asambleas en centros de trabajo de las siete comarcas gallegas. También se repartirá material informativo en centros de Formación Profesional y empresas de trabajo temporal contra la reforma laboral del Gobierno.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.