Las mujeres cobran un 20 por ciento menos que los hombres cuando desempeña el mismo puesto de trabajo, según el 'Análisis del estado de la paridad real existente en el mercado de trabajo' de la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres.

En este sentido, la presidenta de la citada plataforma, Rafaela Pastor, explicó que este dato no puede apreciarse en la nómina de trabajo pero sí por las profesiones, ya que, según indicó hay profesiones feminizadas, como el servicio de limpieza, que tiene un salario de unos 800 euros y que se necesita el graduado escolar, y profesiones masculinizadas, como la de mozo de almacén, que "con el mismo currículum académico el salario es de unos 1.200 euros".

Asimismo, destacó, en relación con las condiciones laborales, que por cada 100 varones con contrato a jornada parcial hay 419 mujeres, por lo que alertó a la población femenina para que eliminen del imaginario "que los sueldos son una ayuda para la familia", ya que estos "tienen que ser justos y suficientes para que las mujeres seamos ciudadanas de primera clase y podamos elegir la vida que queramos vivir".

El estudio, subvencionado por la Consejería de Empleo y que se realizó fundamentalmente en las universidades, en las instituciones públicas y en empresas privadas, analiza la existencia de la paridad real y de las condiciones en las que se da, ya que, según Pastor "no sólo basta la paridad, sino que también el puesto que las mujeres ocupan en esa cuota parietaria".

Por su parte, el delegado provincial de Empleo, Juan Carlos Lomeña, explicó que lo que se pretende es conocer "bien" la realidad de cómo está la paridad real entre hombres y mujeres en el mercado laboral para "poder actuar sobre ella de forma más eficaz".

Lomeña indicó, en relación con la incorporación de la mujer al mercado laboral, que en el año 2000 había 148.000 mujeres malagueñas activas frente a las 241.000 en el año 2010, lo que supone un 62 por ciento más de mujeres activas en el mercado laboral malagueño frente a la masculina que creció en un 16 por ciento.

"Estamos convencidos, como dice el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, de que la igualdad no sólo es un elemento de igualdad de oportunidades sino también un potencial económico de crecimiento", apostilló.

Conciliación familiar

Pastor señaló que en el análisis "siempre se menciona la dificultad de la conciliación de la vida personal y laboral", sobre todo en las mujeres y destacó entre las causas "la incompatibilidad de los horarios y del ritmo de trabajo remunerado con las necesidades humanas".

Aseveró que en el citado análisis se aprecia la relación directa entre la "imposibilidad" de que las mujeres accedan al trabajo en igualdad de condiciones que los hombres, debido, entre otros factores, "al mandato patriarcal, que exime a los varones de corresponsabilidad" y al horario de los trabajos, ya que, según afirmó "se debería pensar en horarios donde mujeres y hombres compatibilicen su vida profesional y privada". ESTUDIOS

En relación con el ámbito universitario también hay diferencias, ya que aunque haya más mujeres que hombres matriculadas en las universidades las carreras técnicas son más realizadas por varones, frente a la rama de salud, donde son más solicitadas por mujeres. A juicio de Pastor la consecuencia es que la sociedad actual científico-técnica "está produciéndose sin una adecuada participación de las mujeres".

En este aspecto el estudio también subraya que en Andalucía existe "sólo" una rectora universitaria, y "sólo" un 13 por ciento de mujeres catedráticas.

Por otro lado, criticó que, a pesar de la ley de la lista electoral, en la Diputación de Córdoba no se cumple, aunque sí se cumple la paridad real es el Gobierno central y andaluz. Como dato informó de que en Andalucía el número de mujeres alcaldesas son "sólo del 30 por ciento". Asimismo aseguró que hay más hombres que mujeres que ocupan altos cargos de responsabilidad.

PROPUESTAS

Entre las propuestas para que terminen "las desigualdades y la injusticia" que se comete, a juicio de Pastor, contra las mujeres se encuentra el alertar a los sindicatos para que los comités de empresas, los convenios colectivos y la representación sindical sean paritarios.

En este sentido, Pastor puso como ejemplo que los sindicatos deberían hacer una huelga para que las empleadas del hogar entren en el régimen general de la Seguridad Social.

Además, entre otras propuestas, se encuentran que las empresas privadas deberían adaptar los horarios a la vida personal y laboral de los hombres y mujeres, y alertó a la Administración de que no se debería financiar las empresas que no cumplan la paridad en altos cargos o que no tengan planes de igualdad. También proponen que estos estudios tengan una periodicidad mínima de dos años.

Consulta aquí más noticias de Málaga.