La escultura 'Las columnas de los sueños', del escultor palentino Luis Alonso, se inauguró hoy y se convirtió en el monumento más alto de la capital, con 18 metro de altura.

Dicha obra situada en una rotonda del 'vial' significó una inversión de 180.000 euros por parte de la empresa Urbaser, mecenas de la obra. El resultado es una "escultura innovadora, creativa y muy adecuada para el sitio en el que está situada", apuntó el alcalde, Heliodoro Gallego.

El alcalde quiso agradecer tanto a Luis Alonso como a la empresa Urbaser el "esfuerzo realizado" para crear un "icono y emblema que ya es patrimonio de la ciudad". "Se nota que Palencia tiene un corazón dinámico en cómo se ha transformado el espacio de nuestra ciudad con monumentos como este", añadió. 'P'

De palencia

A pesar de que la escultura tenga por nombre 'Las Columnas de los Sueños' ya se habla de ella como "la P de Palencia", ante lo que Gallego explicó que "cada uno es libre y puede soñar con esta escultura como se*quiera"

El autor de la obra, Luis Alonso, manifestó su "sueño de que Palencia prospere y siga hacia adelante", tal como ha querido expresar en su obra con "dos columnas que se elevan, símbolo de una ciudad que crece".

Alonso, que desde un principio tenía claro que "el monumento tenía que ser una pieza grande", agradeció la confianza que el Ayuntamiento y la empresa Ubaser depositaron en él para realizar "una escultura distinta y contemporánea que fuera un símbolo para Palencia".

"Lo importante es que ya está ahí", declaró el autor en relación a las dificultades climatológicas y de cimentación con las que se encontraron los trabajadores durante los últimos meses antes de finalizar la obra.

Por su parte Andrés Manuel Martínez, director general de Urbaser, puso de manifiesto su "satisfacción" por colaborar a través de la financiación de esta obra con la ciudad, que "fue una de las primeras en las que empezamos a trabajar".

Consulta aquí más noticias de Palencia.