El presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos), José Carlos Escribano, exigió hoy a la administración que "luche" contra la oferta alojativa extrahotelera, a la que consideró "una lacra".

"Debe ser regulada y perseguida y esto debe ser uno de los principales trabajos que deben hacerse", manifestó Escribano en rueda de prensa, al tiempo que insistió en que se debe "acabar con ello", entre otros motivos porque supone "precariedad en el empleo, menos beneficios para los empresarios y desprotección para los clientes de estos espacios".

Apuntó que es una situación generalizada en todos los destinos españoles, fundamentalmente en aquellos donde existe "más oferta oficial", algo que será abordado por la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat). "Es un caballo de batalla sobre el que hay que actuar", reiteró.

Por otro lado, respecto a las enseñanzas de la crisis económica para el sector turístico, el empresario destacó que el turismo no está en crisis, sino que ésta ha afectado al sector como a otros. Así, Escribano precisó que la crisis actual es "de la demanda": "faltan clientes pero los hoteles están renovados, no ha pasado como en el año 93, cuando la crisis fue más turística, de tener una oferta obsoleta".

En este sentido, tanto el responsable de los hoteleros de la Costa del Sol como el presidente y el vicepresidente de la Asociación Empresarial de Agencias de Viajes (Aedav-Andalucía), Pedro García y Joaquín Fernández, respectivamente, manifestaron en rueda de prensa que hay que apostar por la calidad en el sector, "actualizar" las empresas y buscar nuevos canales de comercialización.

Según Escribano, debe recuperarse el "nivel de servicio, la simpatía y el ser agradables". "Tenemos que actualizarnos todos, las empresas, los sindicatos, y lo público, que debe vernos como motor económico, no que nos subvencione gratuitamente, pero sí que se nos reconozca", aseveraron.

Ayudas a la liquidez

Además, el presidente de Aehcos criticó que la liquidez "sigue sin llegar a las empresas" y admitió que líneas como la ICO puesta en marcha por el Gobierno central "no han tenido ninguna repercusión". Así, citó dos motivos: bien porque se les ha negado el acceso o porque los propios empresarios ni siquiera lo han solicitado "porque son ayudas para pymes, no para empresas más grandes".

A su juicio, la línea ICO "no se ajusta a la realidad del sector hotelero", y exigió ayudas a la liquidez como las que se han otorgado a otras industrias. "Si vamos a ser motor de salida de la crisis también debemos tener esas ayudas", sentenció.

También se refirió a la línea Future, puesta en marcha por el Ejecutivo central, para mejorar la inversión en planta hotelera. En este punto, manifestó que hoy en los hoteles se invierte, "pero no es la prioridad".

Entre otras medidas que podrían beneficiar a los empresarios hoteleros, Escribano apuntó al aplazamiento del pago de los seguros sociales de los trabajadores durante los meses de invierno para pagarlos posteriormente, cuando haya una mayor ocupación en los hoteles.

Los hoteleros se mostraron a favor del plan que se puso en marcha de forma piloto el pasado año en Andalucía y Baleares para atraer viajeros mayores de 55 años. El programa Turismo Social Europeo, dijo, es beneficioso "siempre con el precio que se estableció, de unos 25 euros la media pensión".

Escribano solicitó también que se mantengan las plazas para el Imserso, que fueron 1,2 millones el pasado año —200.000 más que en años anteriores—, y que no se vuelva a rebajar ese añadido. "Este tipo de turismo puede ser también un salvavidas para el sector y para el Estado son beneficiosos porque generamos más movimiento y más IVA", concluyó.

Consulta aquí más noticias de Málaga.