El cónsul general de Marruecos en Tarragona, Abdelkader Moslih, ha destacado los profundos cambios en el código familiar impulsados por el monarca alauí, Mohamed VI, con el fin de corregir las desigualdades de género entre los súbditos marroquíes y "consolidar una visión social moderna de la mujer, en condiciones de igualdad y en conformidad con los preceptos de la religión".

En declaraciones a Europa Press, Moslih, que ha recibido esta mañana en el consulado al delegado territorial de la Generalitat, Xavier Sabaté, ha defendido que existe una visión distorsionada del papel que juega la mujer en la sociedad marroquí, ya que, a modo de ejemplo, "hay varias ministras como la de Solidaridad Social, Minas, o Medio Ambiente, y secretarias de Estado como la de Asuntos Exteriores o Enseñanza".

El cónsul también ha señalado la presencia de "embajadoras ante la Unesco, Perú, Dinamarca, Portugal o Suecia", y una "consejera real". "En toda la Administración marroquí trabaja un alto porcentaje de mujeres", ha resaltado, a la vez que ha descrito una "gran libertad" en la elección de la vestimenta.

El cónsul general ha recordado los avances en su país en materia de "regionalización avanzada", con una comisión consultiva —en la que ha participado la Generalitat— para replantear las relaciones del Estado con el territorio o contra la precariedad y la pobreza. También ha destacado la figura del Defensor del Pueblo, para resolver desavenencias por vía extrajudicial.

El consulado de Marruecos en Tarragona comenzó a funcionar en septiembre de 2009 y presta también atención a los ciudadanos marroquíes de Lleida, Zaragoza, Huesca y Teruel, con una población estimada de 120.000 personas.

Cada día atiende una media de 300 solicitudes, ligadas a la expedición de pasaportes, registro civil y notaría. También informa a los conductores que atraviesan el territorio hacia Marruecos en la Operación de Tráfico estival, y realiza gestiones en caso de accidente si los afectados lo demandan a las autoridades españolas. "No tenemos horario de cierre, y abrimos en sábado o domingo si es necesario", ha informado Moslih.

Además, financia la repatriación de los restos mortales de personas sin recursos, "a cargo del Estado" —han trasladado a Marruecos ocho cuerpos desde la apertura de la sede en Tarragona—, y han solicitado información a la Generalitat sobre la población reclusa marroquí con el fin de activar un proyecto de corte humanitario que supondrá el envío de alimentos específicos —dátiles y sopa— para el Ramadán, que comienza el 12 de agosto.

Por el contrario, el consulado no realiza ningún tipo de mediación ante la Administración española en cuestiones de índole religiosa.

El próximo viernes ofrecerá una recepción a las autoridades y agentes sociales y económicos de Tarragona para celebrar la denominada 'Fiesta del Trono', que conmemora la entronización del rey Mohamed VI, de 47 años, hace 11.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.