El Consell de Mallorca asumirá el coste del cien por cien de las obras que prevén ejecutar los ayuntamientos en 2011, en virtud del acuerdo alcanzado por todos los grupos de la Institución Insular, que han acordado hacer frente al pago de la totalidad de los proyectos comprometidos por los municipios el próximo año, debido a que a partir del 1 de enero se verán privados de la posibilidad de endeudarse.

La presidenta del Consell de Mallorca, Francina Armengol, ha comparecido esta mañana acompañada de los portavoces de todos los grupos parlamentarios para explicar el acuerdo alcanzado en la Institución, que prevé destinar un importe máximo de 10 millones de euros a inversiones del Plan de Obras y Servicios de los Ayuntamientos, cuantía que la Institución calcula obtener del superávit resultante del ejercicio 2010.

Asimismo, el acuerdo al que han llegado todos los grupos prevé, además, liquidar una deuda pendiente por valor de 21 millones de euros, de los que 13 millones se contrajeron en concepto de carreteras y 8 millones en expropiaciones.

Así, el pleno que celebrará la Institución este jueves aprobará satisfacer este pasivo mediante dos vías. Por una lado, el Consell solicitará un préstamo por importe de 11 millones de euros, que destinará al pago de facturas en materia de obras viarias. Por el otro, empleará 10 millones provenientes del superávit de 2009, que fue de un total de 36 millones de euros.

El resto del superávit obtenido en el pasado ejercicio se "movilizará" para asumir el resto de la deuda contabilizada por la Institución y que asciende a un total de 76 millones de euros, que los grupos están dispuestos a satisfacer para garantizar liquidez a proveedores, empresas y particulares.

Así, el acuerdo alcanzado hoy contempla la asunción de una parte de la deuda (21 millones de euros), quedando 55 millones de euros pendientes de resolver. (

Habrá ampliación)