La "información" que obra en poder del primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos (IU-CA), en cuanto a las obras que ejecuta la constructora 'Sacyr' en el antiguo solar del mercado de abastos de la Encarnación, —donde se alza el complejo fungiforme diseñado por el arquitecto alemán Jürgen Mayer—, apuntan a la conclusión de la obra civil "en la primavera de 2011, como muy pronto", toda vez que el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), y la Gerencia de Urbanismo han venido defendiendo el 31 de diciembre de 2010 como plazo máximo para la recepción de la obra.

En rueda de prensa, Antonio Rodrigo Torrijos reconoció su "escepticismo" en cuanto a la posibilidad de que 'Sacyr', adjudicataria de este proyecto promovido por el Ayuntamiento hispalense, concluya antes del 31 de diciembre del año en curso las obras que actualmente acomete. Tales trabajos, de hecho, han sido objeto de una segunda modificación presupuestaria censurada por el Consejo Consultivo de Andalucía (CCA) y que ha elevado a 89,6 millones de euros el coste total del proyecto, que experimenta así un desvío presupuestario de más del 50,17 por ciento.

Es más, el primer teniente de alcalde dijo contar con "información que consolida" este "escepticismo, si bien declinó revelar la fuente. Tales informaciones, según concretó, apuntan a la primavera de 2011 como fecha más temprana para la conclusión de las obras, cuyos primeros trabajos se remontan a 2006. "Como muy pronto, en la primavera de 2011", dijo Rodrigo Torrijos asegurando que "me encantaría equivocarme" pero que debe atenerse "al sentido de la realidad y del conocimiento".

Teme nuevos incrementos presupuestarios

Este mismo "escepticismo" lo trasladó al ámbito económico del proyecto ante la posibilidad de que las obras requieran un tercer modificado presupuestario. El segundo de ellos, como se recordará, fue aprobado por el pleno del Ayuntamiento gracias al voto de calidad del alcalde al pesar sobre él un informe desfavorable por parte del Consejo Consultivo de Andalucía y empatar a votos los grupos municipales de PSOE y PP como consecuencia de la abstención protagonizada por los tres ediles de IU-CA.

La aprobación de este segundo modificado presupuestario, que responde a la falta de previsión según el Consejo Consultivo, inyectó 30.470.537,15 euros más a las obras, pero el primer teniente de alcalde dudó también de que se cumplan las pretensiones del alcalde y del delegado municipal de Urbanismo, Manuel Rey, en cuanto a que los trabajos no requieran "ni un euro más". "Si hay un nuevo modificado presupuestario, mi grupo votaría en contra", advirtió el primer teniente de alcalde, quien recordó que IU-CA facilitó la aprobación del segundo modificado presupuestario al abstenerse en la votación convocada para resolver cómo obrar ante el informe desfavorable del Consejo Consultivo.

"Me encantaría equivocarme", insistió una y otra vez Antonio Rodrigo Torrijos, quien sin embargo esgrimió "las circunstancias que conozco" sobre este polémico proyecto urbanístico.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.