Los funcionarios del Ayuntamiento de Burjassot secundaron ayer la segunda jornada de huelga para exigir mejoras laborales, entre ellas una subida salarial que los equipare a los municipios cercanos. El 85% del funcionariado se sumó al paro y cortaron una carretera de la población.