Futbolistas y padres precoces
Padres precoces: Zidane, Torres, Cristiano Ronaldo y Raúl. Archivo

A principios de este mes el delantero de Real Madrid Cristiano Ronaldo irrumpió en las redes con un sorprendente mensaje: a sus 25 años, y estando en la cresta de la ola, acababa de convertirse en padre.

'La quinta del 23', integrada por Beckham, Raúl González o Robinho, tuvo a esa edad su primer hijo Si bien resultó desconcertante que un joven asiduo a las fiestas, los coches caros y las novias espectaculares asumiera una vida como padre, más asombroso fue el hecho de que decidiera hacerlo en solitario. Según los rumores, su madre y su hermana tendrán un peso importante en la crianza de su hijo, ya que la madre de la criatura decidió permanecer al margen (previo pago, aseguran). El futbolista, que ha pasado unos días de vacaciones en El Algarve (Portugal), publica en twitter fotos suyas en yate, surfeando y pasándoselo en grande... de su hijo, ni rastro.

A los pocos días del anuncio de Cristiano, saltaba la noticia de que Fernando Torres esperaba a sus 26 años su segundo hijo, cuando el primero apenas tiene un año. En realidad, aunque pueda sorprender su juventud, estos dos futbolistas son de los más "viejos" en haber tenido niños.

Entre los más precoces se encuentra Zidane, que estrenó paternidad a los 22, un año después de casarse con Veronique, el amor de su vida, una bailarina profesional francesa de origen español. Tuvieron tres hijos más.

Le sigue la 'quinta del 23', una generación que escogió esa edad para fundar su propia familia: Robinho, Raúl González (casado con Mamen Sanz a los 22 y con cinco hijos), David Beckham (se casó con Victoria Adams el mismo año que tuvo al primero de sus tres hijos). A los 24 les tocó el turno a Ronaldo (tuvo su primer retoño con Milene Domingues) y Guti (tiene dos con Arantxa de Benito). A los 25, David Villa... ¿Alguien batirá la marca de Zidane?