La Policía Local de Santander ha identificado y denunciado a un hombre que paseaba suelto y sin bozal a su perro y que, de forma imprevista, mordió en la mano a uno de los agentes.

Los hechos han ocurrido en la Plaza de Italia de la capital cántabra, por donde el propietario paseaba a su perro que mordió al efectivo, que se encontraba de servicio en ese lugar.

El efectivo fue atendido de sus lesiones en un centro hospitalario, según ha informado la Policía.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.