Las ventas del comercio al por menor bajaron en junio un 4,2 por ciento en junio con respecto al mismo mes de 2009, al tiempo que, a nivel nacional las ventas del comercio al por menor aumentaron el pasado mes un 0,9% en términos constantes en relación al mismo periodo de 2009, tras dos meses registrando cifras negativas, según informó el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Eliminado el efecto calendario, es decir, la diferencia en el número de días hábiles que presenta un mes en los distintos años, el índice de comercio minorista a precios constantes registró en junio a nivel nacional un avance del 0,8 por ciento.

En el primer semestre del año, las ventas de comercio minorista presentan un descenso del 0,9 por ciento en comparación al mismo periodo de 2009.

En el mes de junio, las ventas minoristas sin incluir estaciones de servicio arrojan un avance interanual del 1,4 por ciento en términos constantes.

Todos los modos de distribución comercial presentaron tasas interanuales positivas en junio, con las pequeñas cadenas a la cabeza. Éstas incrementaron sus ventas un 2,6 por ciento en el sexto mes del año, seguidas de las empresas unilocalizadas (+1,6 por ciento), las grandes cadenas (+0,8 por ciento) y las grandes superficies (+0,1 por ciento).

En el primer semestre, las ventas sólo crecieron en las grandes cadenas (+2,3 por ciento) y descendieron en el resto de fórmulas comerciales. El mayor descenso lo registraron las pequeñas cadenas (-2,1 por ciento), seguidas de las empresas unilocalizadas (-0,9 por ciento) y de las grandes superficies (-0,1 por ciento). 23

Meses de descensos en el empleo

El empleo en el sector del comercio minorista volvió a retroceder en junio, al registrar una tasa negativa del 1 por ciento respecto a igual mes de 2009, encadenando así 23 meses consecutivos de descensos.

Durante el sexto mes del año, el empleo disminuyó en todos los modos de distribución. El mayor descenso correspondió a las pequeñas cadenas (-2,9 por ciento) y, a continuación, se situaron las grandes superficies (-0,9 por ciento), las empresas unilocalizadas (-0,5 por ciento) y las grandes cadenas (-0,1 por ciento).

En el conjunto del sector minorista y en los seis primeros meses del ejercicio, la tasa media de la ocupación baja un 1,9 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2009.

Por comunidades autónomas, las ventas subieron en once de ellas y bajaron en seis. Las mayores subidas se las anotaron Castilla y León y Madrid, con avances del 4,9 por ciento y del 3,7 por ciento, respectivamente, mientras que los descensos más acusados se dieron en Canarias (-4,2 por ciento) y Baleares (-3,2 por ciento).

Por su parte, el empleo en el comercio minorista subió en junio en cuatro comunidades: Castilla y León (+0,8 por ciento), Cantabria (+0,6 por ciento), Extremadura (+0,5 por ciento) y Asturias (+0,4 por ciento). En el resto de regiones se registraron descensos de la ocupación, especialmente en Aragón y Murcia, ambas con caídas del 2,3 por ciento.