Pateras
Lanchas de juguete por el Estrecho. En 2009 y lo que llevamos de año, 81 magrebíes (tres de ellos este lunes) han intentado cruzar el Estrecho en lanchas hinchables de juguete. Los sin papeles creen que no pueden ser detectadas por los radares. Suelen costar 20 euros. ARCHIVO

Ya no hay pateras ni a babor ni a estribor. La llegada de inmigrantes a las costas españolas se ha frenado de forma drástica. Lejos queda ya la avalancha de cayucos del año 2006, cuando casi 40.000 indocumentados arribaron a España. Ahora, en los seis primeros meses del año, la estadística es mucho más modesta.

Sólo 1.334 inmigrantes han llegado por mar, un 81% menos que en 2009 y un 193% menos que en 2006

Sólo 1.334 inmigrantes han llegado por mar a nuestro país en lo que va de año, de momento un 81% menos que en 2009 y un 193% menos que en 2006. Las principales causas de este descenso son la crisis y, por tanto, la consiguiente falta de trabajo en España.

Y es que la recesión ha propiciado que el efecto llamada entre inmigrantes no tenga ya gran valor. Y en segundo lugar el aumento del control policial en los mares, al que se suma el buen resultado de los convenios con los países de origen que permiten una repatriación inmediata de los recién llegados.

En este segundo apartado, el control policial, la gran beneficiada ha sido Canarias. De los casi 40.000 sin papeles que llegaron en 2006 a España, más de 31.000 lo hicieron al archipiélago. Este año, de los 1.334 inmigrantes arribados a nuestras costas, sólo 29 (en siete pateras) lo han hecho en Canarias. Un descenso sin precedentes.

Interceptados al salir

De las costas de Mauritania, Senegal, Gambia o Guinea ya no salen los cayucos. La presión policial funciona. Las patrulleras españolas que trabajan conjuntamente con las de los países africanos lograron interceptar en las costas africanas, cuando empieza la larga travesía a España: 93 embarcaciones con 8.547 inmigrantes en 2007; en 2008 fueron frenadas 59 pateras con 6.654 sin papeles; y en 2009 esa cifra se redujo a 22 cayucos y 2.570 retenidos. El éxito es tal que el año pasado ninguna patera partió desde las costas de Senegal.

La consecuencia de este mayor control policial es que las rutas han cambiado. La mayoría opta ahora por llegar a España a través de la costa norte de Marruecos y Argelia. Aquí llegan por coche a través de Mauritania y Mali.

EVOLUCIÓN DE LA INMIGRACIÓN POR MAR
INMIGRANTES 2006 2007 2008 2009 2010
ESPAÑA 39.180 18.056 13.425 7.299 1.334
CANARIAS 31.678 12.478 9.181 2.246 29
PENÍNSULA Y BALEARES
7.502 5.578 4.244 5.053 1.30

 

Las estadísticas muestran esta tendencia. En el año 2009 se produce el punto de inflexión. En los dos últimos años ya llegan más inmigrantes a la Península que a Canarias. Este año, 845 sin papeles ya han arribado a Andalucía (sobre todo Granada y Almería), 105 a Murcia y 44 a Alicante. El buen tiempo propicia ahora dos meses más de pateras.

Edificios llenos en Tánger

Once inmigrantes el 12 de julio en Almería; otros 51 el 15 de julio en Cádiz; 18 el 16 de julio en Almería; 13 el 17 de julio también en Almería; 11 el 19 de julio y dos más el 20 de julio en Cádiz. No es la avalancha de otros años, pero la temporada de pateras sigue su curso desde que el buen tiempo comenzó en abril.

La presión policial y los 18 centros de control de los radares SIVE hacen su trabajo y muchos se lo piensan dos veces antes de comenzar la aventura.

La asociación humanitaria Chabaka de Tánger ha denunciado que en esta ciudad hay bloques enteros de personas viviendo allí a la espera de poder pagar un billete que les lleve en patera a España. Y no sólo en Tánger, también en las ciudades magrebíes de Asilah y Oudja. En total, esta ONG cifra en 20.000 las personas que quieren llegar a nuestro país. Desde estas zonas las mafias ya saben que la costa de Alicante es la más débil en protección.