La Subcomisión del Congreso para el análisis de la estrategia energética de los próximos 25 años se reunirá mañana con vistas de cerrar sus trabajos para alcanzar un acuerdo sobre una propuesta conjunta 'mix' energético y la planificación del sector hasta 2035, que se concretarán en un documento que será refrendado por el Pleno del Congreso en septiembre.

De salir adelante en su integridad, el borrador que manejan los grupos, al que tuvo acceso Europa Press, instaría al Gobierno a tomar medidas en materia energética que doblen el peso de las renovables en el 'mix' energético en los próximos años e incrementar ligeramente, un 5%, el de las nucleares, aún contemplando el cierre de la central de Santa María de Garoña (Burgos) y que varias centrales completarán su vida útil a partir de 2020.

Esta propuesta de planificación contempla que entre 2020 y 2035 las inversiones necesarias estarán en torno a los 4.500 millones de euros anuales, hasta un total de 67.500 millones, debido a la entrada de gran capacidad renovable, fundamentalmente eólica y solar, y a la necesidad de sustituir o repotenciar las instalaciones obsoletas.

El documento prevé asimismo que las energías renovables dupliquen para 2020 su producción y potencia instalada, mientras que la nuclear aumentará más de un 5% su papel en la producción, aunque reducirá su potencia instalada en un porcentaje similar.

Sin acuerdo en nucleares.

El letrado asignado a la subcomisión ha remitido un borrador de setenta páginas en el que resume veintitrés propuestas de conclusiones tanto de todos los grupos parlamentarios como de los más de setenta comparecientes que se han recibido a lo largo del año que han durado los trabajos.

Dichas conclusiones, engloban apartados desde el el 'mix' energético a 2020 y a 2035 hasta el vehículo eléctrica, incluyendo varias propuestas encaminadas a mantener el peso de la energía nuclear después de 2020, cuando varias centrales concluirán su vida útil, ante lo que se plantean alternativas como mantener las instalaciones en activo o construir nuevas, si bien no se prevé que el texto definitivo contemple un mandato concreto en este punto.

Lo que sí que advierte el documento es que la "no disponibilidad de energía nuclear en 2035" incrementaría el coste del régimen ordinario del orden de 15-20 euros por megawatio hora (MWh), lo que supondría un aumento de hasta el 45% frente al resultado de la última subasta entre comercializadoras de último recurso (Cesur), que lo fijó en 44,5 euros/MWh.

Por este motivo, se plantea que "habría que adoptar decisiones sobre los desarrollos y horizontes de la energía nuclear", si bien la Subcomisión aún no ha cerrado ninguna conclusión a este respecto.

Asimismo, el documento aborda la revisión de las primas a las renovables, proponiendo que para la potencia de energía renovable ya instalada deben realizarse auditorías de cumplimiento y retribuir razonablemente el coste real incurrido en función del momento tecnológico de instalación.

Aumento del 25%

De la potencia instalada.

Las estimaciones incluidas en el borrador, que ha recopilado las aportaciones de todos los ponentes, contemplan que el tamaño del sector energético, medido por el consumo de energía final será "prácticamente el mismo" en 2020 que en 2009, ya que el crecimiento económico será compensado por los avances en ahorro y eficiencia energética.

No obstante, la potencia instalada habrá aumentado en un 25% en 2020, hasta los 126.072 megavatios (MW), de los que la mitad, 64.441 MW, serán renovables (frente a los 39.499 MW actuales), correspondiendo 35.000 MW a energía eólica, 16.662 MW a hidroeléctrica, 6.735 MW a solar fotovoltaica y 3.807 a termosolar. Por contra, la de la nuclear se reducirá en un 5,8%, hasta los 7.256 MW, debido al cierre de Santa María de Garoña en 2013.

La demanda crecerá un 28,3% EN 2020.

Asimismo, plantea que la demanda final de electricidad alcance los 313.052 gigavatios hora (GWh), un 28,3% más que en 2009, mientras que la producción bruta crecerá un 32,6%, hasta los 393.260 GWh, que será cubierta en un 35,5% por renovables, "al ser en este sector (el eléctrico) donde existen más alternativas y un estado de madurez más elevado", según los grupos.

Según el borrador, el resto del 'mix' eléctrico tendrá una composición más equilibrada que el actual, con un "ligero incremento" del gas natural, del 0,4%, hasta el 37,8% con unas horas medias de funcionamiento medio de los ciclos combinados de 3.460 al año. Respecto a las nucleares, aumentarán su peso en un 5% en los próximos diez años, hasta los 55.600 MW, si bien reducirán su peso del 17,7% al 14,1%.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.