Crisis inmobiliaria
El G-14 asegura que no se han tomado medidas para suavizar la caída del sector. ARCHIVO

El G-14, el grupo de las mayores inmobiliarias, aseguró este martes que con el recorte de ayudas a la compra de pisos protegidos anunciado por el Ministerio de Vivienda se "corre el riesgo de ahogar la incipiente y suave recuperación que el sector viene registrando desde finales del pasado año".

Es una de las actividades que más impacto tiene en cuanto a puestos de trabajo Así lo indicó este martes el secretario general de la asociación, Pedro Pérez, quien además advirtió de que "quitar los pocos incentivos que quedaban a la compraventa de vivienda tendrá impactos negativos a corto plazo en la economía".

El G-14 defiende que la actividad inmobiliaria y la construcción residencial son de "capital importancia" para reactivar la economía en general y el empleo. "Es una de las actividades que más impacto tiene en cuanto a puestos de trabajo directos e indirectos", recordó.

"En tanto, en España llevamos varios años en los que no sólo no se han tomado medidas para suavizar la caída del sector, sino que se están retirando los pocos estímulos que quedaban", indicó el secretario general del grupo, que asegura que no han sido consultados por el Ministerio sobre la disminución de las ayudas a la compra de viviendas de protección oficial (VPO).

El G-14 mostró su compresión ante la restricción presupuestaria a la que se enfrenta el Gobierno La asociación "comparte" el objetivo del departamento que dirige Beatriz Corredor de fomentar el alquiler y la rehabilitación de pisos, pero asegura que se trata de objetivos de medio y largo plazo que no compensan la situación del sector en el corto plazo.

Asimismo, el secretario general del G-14 mostró su compresión ante la restricción presupuestaria a la que actualmente se enfrenta el Gobierno. "Pero siempre hay distintas alternativas que se pueden sopesar con el sector", indicó.