Oceana dice que la cuota aprobada para la anchoa por el Consejo Europeo es "contraria" a las recomendaciones científicas

Avisa que el TAC de 15.600 toneladas en el Cantábrico hará caer la biomasa en 2011 por debajo del límite de precaución
Anchoa
Anchoa
CREATIVE COMMONS

Oceana ha asegurado este lunes que la Unión Europea ha "desoído nuevamente" las recomendaciones científicas a la hora de establecer el Total Admisible de Capturas (TAC) para la anchoa en el Cantábrico.

En un comunicado, la organización conservacionista señala que las 15.600 toneladas aprobadas por el Consejo de Ministros europeo provocará la caída de biomasa por debajo del límite de precaución en 2011, de acuerdo con el informe publicado a principios de julio por el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM/ICES).

"Si esto ocurre, peligraría la siguiente temporada y podría tenerse que volver a cerrar la pesquería, como ocurrió entre 2005 y 2009 tras los excesivos TAC de los años previos", avisa Oceana.

Por ello, reclama una gestión basada en los informes científicos, tal como han estado anunciando tanto la comisaria de Asuntos Marítimos y Pesca, Maria Damanaki, como la ministra de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa.

Sin embargo, la adopción de este TAC se sitúa "fuera de los límites" establecidos por los científicos como "seguros" para la especie.

Así, recuerdan que ICES, una de las principales entidades científicas en la evaluación de los stocks pesqueros, recomendó un TAC de 6.000 toneladas en el Cantábrico para aplicar una gestión basada en el principio de precaución.

"Pese a los reiterados anuncios de Damanaki y Espinosa para gestionar las pesquerías de acuerdo con las recomendaciones científicas, no se ha vacilado en aprobar un TAC fuera de todo consejo científico, e incluso superior al que el propio sector estaba reclamando", señala Ricardo Aguilar, director de investigación de Oceana Europa.

Oportunidad fallida

"Esta primera oportunidad fallida en la aplicación de una gestión sostenible enciende las alertas y significa una continuidad en la mala gestión pesquera", añade.

Según asegura, las estimaciones de biomasa publicadas por ICES establecen un rango entre 34.000 y 78.000 toneladas en el Cantábrico. Recuerda al respecto que la anchoa es una especie "muy vulnerable" a los cambios ambientales, por lo que "un mal año" sumado a "una gestión inadecuada" podría determinar una "recaída de la población".

"Después de cinco años de cierre de la pesquería y tras un TAC de 7.000 toneladas en 2009, carece de soporte científico aplicar una cuota como la acordada2, insisten.

"En la UE se ignoran el 78% de las recomendaciones de los científicos sobre TAC", recalca Oceana, que considera que esta práctica "compromete no solo el buen estado de los recursos pesqueros, sino también la sostenibilidad a largo plazo del propio sector". De hecho, concluye, "la Comisión Europea reconoce que el 88% de los stocks evaluados en aguas comunitarias ya están sobreexplotados".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento