Experto dice que la solución a la crisis es "algo global" que tiene que abordar conjuntamente toda la sociedad

El responsable de Economía de la Fundación Ideas Gustavo Nombela aseguró hoy en la localidad malagueña de Vélez-Málaga que la solución a la actual crisis es "algo global" que tiene que abordar conjuntamente toda la sociedad. Concretamente, manifestó que se trata de "un cambio de modelo" en los ámbitos del mercado de trabajo, sector financiero, administración pública y renovación del espíritu emprendedor en España.

El responsable de Economía de la Fundación Ideas Gustavo Nombela aseguró hoy en la localidad malagueña de Vélez-Málaga que la solución a la actual crisis es "algo global" que tiene que abordar conjuntamente toda la sociedad. Concretamente, manifestó que se trata de "un cambio de modelo" en los ámbitos del mercado de trabajo, sector financiero, administración pública y renovación del espíritu emprendedor en España.

En este sentido, apuntó que algunas de ellas "ya se han iniciado" pero, sin embargo, aclaró que "tienen que tener un recorrido importante". Asimismo, anunció que dicho cambio debe producirse "a medio plazo", lo que supone "un horizonte de 15 años pensando en el desarrollo que van a tener estos nuevo sectores".

Por el contrario, manifestó durante su intervención en el Curso de Verano 'Crisis y Transformación' organizado por la Universidad de Málaga, que las políticas para salir de la crisis son "de corto plazo" ya que lo urgente, según Nombela, es crear empleo.

Estas ideas se incluyen en un informe elaborado por la Fundación Ideas sobre el cambio del modelo productivo que precisa la economía española, en la que se pone de manifiesto que la crisis del país tiene proporciones globales, origen financiero y ahora, además, unos impactos reales importantes, según explicó Nombela.

Problemas económicos

Por su parte, el diputado del Grupo Popular y portavoz adjunto de la comisión de economía y hacienda Álvaro Nadal achacó los grandes problemas de la economía española a un sector público que, según él, "todavía no ha empezado a ajustarse", y a un sector financiero que también tiene problemas, a pesar de que aseguró que "ha aumentado el ahorro, hay mucha más productividad, se han reducido los costes y estamos exportando más".

De esta forma, manifestó que el objetivo de la economía española en estos momentos reside en acometer todas las reformas y ajustes en el sector público necesarios para lograr "una incipiente recuperación" que, por su parte, "ya está habiendo por parte de las familias y las empresas españolas", aseguró.

En este sentido, advirtió que "corremos el riesgo de perjudicar aquellos que lo están empezando a hacer bien y de no tener una recuperación, un crecimiento y creación de empleo" en el caso de que no se acometan dichas reformas.

Concretamente, anunció que España "está sufriendo más la crisis" en comparación con el resto de países de la Unión Europea debido, básicamente, a que "estamos muy endeudados". De esta forma, explicó que el país "ha vivido muy por encima de su posibilidad en el pasado" no sólo por culpa de que los españoles tengan un afán de endeudamiento y de gastar demasiado, sino porque la condiciones financieras "no eran las mejores para tener un cierto rigor".

De esta forma, consideró "evidente" que una crisis financiera es "mucho peor" para un país que tiene muchas deudas que para aquellos que son acreedores. A partir de ahí, explicó que, lejos de solucionar el problema, endeudarse más "agrava sustancialmente" la situación, tal y como "se ha hecho en los dos años de crisis por parte del sector público", precisó.

Como responsables, Nadal informó que hubo un comportamiento "excesivamente alocado" del sector financiero, así como una gestión de la política monetaria europea que "no ha sido la mejor para España", a la vez de un endeudamiento "en exceso" de los propios agentes privados en su momento.

De esta forma, explicó que una vez las cosas llegaron a ponerse mal, tuvo lugar un proceso de ajuste por parte de las familias y empresas, que comenzaron a ahorrar y a reducir sus costes "tal y como tenían que hacer", sentenció. En este sentido, declaró que "tenemos un sector privado, unas empresas y unas familias que han hecho muy bien sus deberes, excepcionalmente bien diría yo".

Esto, junto con la rigidez de la economía española, dio lugar a "grandes y masivos" despidos como única vía porque, según explicó, "no había otro tipo de flexibilidad en el mercado de trabajo".

De esta forma, calificó la situación como "un problema institucional" sumado a "una profunda indolencia por parte del gobierno que no se daba cuenta de aquello que estaba provocando la crisis". El resultado, según Nadal, reside en "una situación muy deteriorada de nuestras cuentas públicas y una pérdida enorme de credibilidad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento